Pinochet visitó velorio de general (r) Gordon

El ex mandatario, de 84 años, entró caminando con dificultad por la puerta principal de la capilla castrense donde están siendo velados los restos de Gordon.

16 de Junio de 2000 | 12:28 | AP
SANTIAGO.- El general Augusto Pinochet asistió hoy sorpresivamente al velatorio del ex jefe de su policía secreta, general retirado Humberto Gordon Rubio, en su primera actividad pública desde que regreso de su prisión londinense.

Gordon, que murió ayer a causa de un ataque al corazón, enfrentaba dos juicios por el asesinato de cinco opositores, incluido el del dirigente sindical opositor, Tucapel Jiménez.

Pinochet, de 84 años, entró caminando con dificultad por la puerta principal de la capilla castrense donde están siendo velados los restos de Gordon.

Luciendo un grueso abrigo azul y un gorro invernal del mismo tono, descendió dificultosamente de su automóvil. Dio un par de pasos y fue ayudado por sus guardaespaldas al caminar a la capilla.

Varios periodistas le gritaron en la calle: ¿Cómo se siente general?, a lo que respondió escuetamente: "bien", mientras su hija mayor, Lucía, trataba de acelerar sus pasos y gritaba "no les va a contestar, no les va a contestar".

Caminó apoyado en un bastón y entró a la capilla, donde permaneció unos cinco minutos. Allí habló con la viuda de Gordon, Maruja Maturana, y con el general retirado Rafael Villarroel, su último ex vice comandantes en jefe del ejército.

"Me siento mal, unos antes y otros después", dijo Pinochet a Villarroel, en alusión a la muerte de Gordon, según informó radio Cooperativa.

Salió de la capilla sin su gorro y rodeado de escoltas, caminando dificultosamente. Ni adentro ni fuera del recinto hubo manifestaciones a favor ni en contra. Sólo había silencio y una gran cantidad de periodistas tratando de acercársele.

Esta es la primera aparición pública del ex mandatario desde que regresó a Chile el 3 de marzo, tras permanecer bajo arresto domiciliario durante 503 días en Londres, a petición de un juez español que intentó extraditarlo a España.

El gobierno británico lo liberó porque los médicos dijeron que no estaba en condiciones de enfrentar un juicio.

Su defensa chilena utilizó el mismo alegato en el proceso de desafuero, a fines de abril, sólo que agregó que el ex presidente no tenía un debido proceso porque su deteriorada salud no le permitió instruir a sus abogados.

Antes de hoy, Pinochet había sido visto de lejos en unas cinco ocasiones, cuando acudió a centros hospitalarios para someterse a exámenes médicos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores