Tres muertos y más de 800 damnificados por temporal

A la menor de ocho años que perdió la vida en Valparaíso por un deslizamiento de tierra, se suman dos jovenes que perecieron en la localidad de Litueche, en la VII Región, al ser arrastrado por un torrente el vehículo en que viajaban.

24 de Junio de 2000 | 15:43 | EFE
SANTIAGO.- Tres personas muertas, varias otras heridas y alrededor de 800 damnificados, además de daños no cuantificados, ha dejado el temporal de lluvia y viento que se abatió sobre gran parte del territorio chileno, informaron hoy fuentes gubernamentales y policiales.

Una de las víctimas mortales fue la menor Tania Torres Latus, de ocho años, aplastada por un deslizamiento de tierra que sepultó la vivienda de su familia situada en el cerro Esperanza, de Valparaíso.

La niña fue rescatada con vida desde los escombros de la vivienda, pero falleció mientras recibía atención médica en el Hospital Van Buren de Valparaíso, donde también permanecen su hermana Nicole, de diez años, que sufrió heridas graves y su padre, Marcelino Torres, de 36 años, afectado de un ataque de histeria.

La madre, Elisa Latus Carvajal, fue rescatada también con fracturas y laceraciones graves por los bomberos cerca del mediodía (16:00 GMT), después de permanecer sepultada durante seis horas entre los restos de la casa.

La policía, en tanto, informó de la muerte de dos ocupantes de una camioneta todoterreno que se precipitó a las aguas del estero Litueche, en la localidad del mismo nombre, situada en la VII Región, y que fue arrastrada por el torrente.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Rodrigo Bobadilla, de 30 años, y Angélica Pinto, de 20, mientras otros tres ocupantes del vehículo lograron salvarse a nado.

Por otra parte, las autoridades de Combarbalá, a 370 kilómetros al norte de Santiago, informaron en las primeras horas que los 15 ocupantes de un autobús que quedó atrapado por el lodo en el camino se encuentran ilesos y se espera su rescate para las próximas horas.

El vehículo viajaba desde la capital del país hacia Combarbalá y la alarma se dio en las primeras horas de hoy, cuando no llegó a su destino.

El subsecretario del Interior, Jorge Burgos, dijo que los damnificados en esta oportunidad son alrededor de 800, principalmente por efectos del viento que voló los techos de numerosas viviendas en las regiones de Atacama y Coquimbo (norte), pero sólo la mitad de ellos se encuentran en albergues.

Destacó también que las principales carreteras del país se encuentran expeditas y que la capital del país resistió sin daños en su infraestructura, al revés de lo ocurrido la semana pasada, cuando se inundó el 75 por ciento de las calles y los más de cinco millones de habitantes de la urbe afrontaron una situación de caos total.

Los pronósticos meteorológicos señalan que las lluvias, que comenzaron el viernes por la noche con un temporal de viento, continuarán de forma intermitente durante el resto del día, para declinar y cesar en las primeras horas del domingo.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores