Caso Pinochet desató aumento de consultas sociológicas de victimas

Las tensiones derivadas del "caso Pinochet" y la notoriedad adquirida por los temas de derechos humanos en los últimos meses provocaron un sustantivo aumento en la asistencia sicológica requerida por las víctimas de la dictadura, reveló un estudio dado a conocer hoy en Chile.

16 de Julio de 2000 | 14:56 | EFE
Santiago.- Las tensiones derivadas del "caso Pinochet" y la notoriedad adquirida por los temas de derechos humanos en los últimos meses provocaron un sustantivo aumento en la asistencia sicológica requerida por las víctimas de la dictadura, reveló un estudio dado a conocer hoy en Chile.

De acuerdo a una investigación desarrollada por el Programa de Reparación Integral de Salud (PRAIS), la cantidad de personas que se incorporaron a tratamiento en la entidad (2.781) el año pasado, casi duplicó el número de individuos que ingresó en 1998 (1.479), mientras que en los primeros meses de este año la cifra sigue creciendo.

Con este incremento el número de personas que atiende el programa superó este año las 51.000.

Para los especialistas del PRAIS la explicación está en que el arresto del ex dictador Augusto Pinochet en Londres en octubre de 1998, donde estuvo detenido 503 días, y la reactivación judicial de las causas de derechos humanos en Chile produjeron un efecto de "retraumatización" en las víctimas y sus familiares.

"La persona revive el sufrimiento casi con la misma intensidad como cuando ocurrió. Hay una enfermedad específica que se denomina trastorno de estrés pos traumático", afirmó el jefe de la Unidad de Salud Mental del Ministerio de Salud, Alberto Minoletti.

La enfermera coordinadora del programa PRAIS, Patricia Narváez, proyectó que la cifra de personas que acudirán en busca de ayuda "seguirá aumentando en los próximos meses producto de todos estos acontecimientos".

En ese sentido, aseguró que "antes de la detención de Pinochet la cantidad de consultas era pareja".

El PRAIS se creó en 1991 después que el Informe Rettig diera a conocer la verdad sobre las violaciones a los derechos humanos en Chile durante el régimen militar (1973-90), estableciendo que hubo 3.197 víctimas, de las cuales cerca de 1.200 son desaparecidos.

Su principal objetivo es brindar apoyo sanitario y sicológico a personas que fueron torturadas, relegadas, exoneradas de sus trabajos, exiliadas o a las que regresaron del exilio, así como a familiares de las víctimas.

El programa tuvo un paulatino incremento de sus pacientes hasta 1998, para dispararse en 1999 y este año.

Entre las principales patologías que presentan las víctimas figuran los trastornos de ansiedad, paranoia, angustia, trastornos del sueño, alcoholismo y depresión.

"Muchas de las personas que estuvieron relegadas también fueron torturadas o luego exiliadas o perdieron algún integrante de su familia. Esto puede hacer que la retraumatización llegue a niveles extremos", sostuvo Narváez.

En ese sentido sostuvo que la recuperación sicológica es muy compleja y requiere de mucho trabajo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores