Carabineros calificó de tranquila jornada en tribunales

Hubo incidentes menores pasadas las 10:00 horas de la mañana, cuando un grupo de 8 manifestantes pertenecientes a organizaciones de derechos humanos interrumpieron el tránsito por calle Morandé, lanzándose al pavimento con sus rostros cubiertos y con fotografías de detenidos desaparecidos.

01 de Agosto de 2000 | 16:18 | Orbe
SANTIAGO.- El mayor de la Primera Comisaría de Carabineros Jaime Fernández calificó la jornada vivida hoy en las afueras de los tribunales de justicia como "absolutamente tranquila, con incidentes menores, sin detenidos y sin desórdenes de proporción".

En ese lugar se congregaron tanto detractores como adherentes al senador vitalicio Augusto Pinochet, quienes esperaron la resolución de los ministros de la Corte Suprema, que decidió hoy dejar en acuerdo, es decir pendiente, el fallo sobre la apelación de desafuero del ex mandatario.

Los disturbios comenzaron a registrarse pasadas las 10:00 horas de la mañana, cuando un grupo de 8 manifestantes pertenecientes a organizaciones de derechos humanos interrumpieron el tránsito por calle Morandé, lanzándose al pavimento con sus rostros cubiertos y con fotografías de detenidos desaparecidos, por lo que la policía uniformada debió reforzar la vigilancia.

Por otra parte, en el sector donde estaban ubicados los adherentes al senador vitalicio, encabezados por Marcelo Cabrera -Bandera con Compañía- se produjeron algunas escaramuzas verbales con transeúntes.

Pero el momento más álgido fue cuando simpatizantes de Pinochet procedieron a quemar dos banderas del Partido Comunista y arrojaron en calle Compañía algunos huesos al pavimento, aludiendo a los detenidos desaparecidos.

Tras conocido el acuerdo de la Corte Suprema, los manifestantes de derechos humanos, que portaban banderas del Partido Comunista y Socialita, además de carteles con el rostro de Salvador Allende, sobrepasaron las vallas metálicas instaladas en calle Morandé.

Fue en ese momento que el diputado Juan Pablo Letelier tras terminada la jornada en el Palacio de los Tribunales, en compañía de su colega Fanny Pollarolo, fue increpado por manifestantes contrarios a Pinochet, lanzándole a él monedas y escupitajos, por lo que debió intervenir Carabineros, ya que no lo dejaron salir del lugar.

Asimismo, cada vez que algún ministro del máximo tribunal del país llegaba hasta los estacionamientos de dicho sitio eran insultados verbalmente. Servando Jordán y Osvaldo Faúndez, entre otros, fueron algunos de los afectados.

Luego, las agrupaciones de detenidos desaperecidos, que en un número de más de 300, iniciaron una marcha por el centro de la capital hasta el monumento del ex presidente Salvador Allende, custodiados por funcionarios de Fuerzas Especiales de la policía uniformada.

Finalmente, Carabineros restituyó el tránsito vehícular por calle Compañía, luego que se retiraran ambos sectores.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores