CUT pidió a Lagos conducir al país con visión de Estado

El llamado fue hecho por el titular de la multisindical, Etiel Moraga, quien fue el orador principal de la concentración que se realizó esta tarde en el centro de Santiago.

03 de Agosto de 2000 | 19:55 | UPI
SANTIAGO.- La Central Unitaria de Trabajadores pidió hoy al Presidente Ricardo Lagos gobernar con visión de Estado para enfrentar al empresariado que "sin contrapeso y superideologizado, esta asolando al país".

El llamado fue hecho por el titular de la multisindical, Etiel Moraga, quien fue el orador principal de la concentración que se realizó esta tarde en Ejército con la Alameda.

Moraga enfatizó que los empresarios "no trepidan en sacar dividendos electorales a partir del sufrimiento de nuestro pueblo que espera, cada día más incrédulo, que las promesas de la campaña presidencial se hagan realidad".

El dirigente precisó que la CUT ha demostrado ante el país su voluntad política de avanzar en el Diálogo Social, elaborando propuestas "serias y responsables".

Reveló además que el Seguro de Desempleo, fruto de una discusión incompleta, "es fiel reflejo del desequilibrante poder empresarial, quienes lograron plasmar en él, un aporte mezquino y que compromete significativamente nuestras indemnizaciones por años de servicios".

Moraga agregó que en las Reformas Laborales no se ha avanzado ni un centímetro "por la tozudez empresarial de pretender mantener incólume el Decreto Ley 2200 del gobierno militar, hipócritamente maquillado por algunas reformas de tono menor realizadas durante los gobiernos de la Concertación".

"A esto se suma la actitud pusilánime del gobierno respecto de la aplicabilidad de los convenios 87 y 98 de la OIT y que en opiniones de expertos abogados laboristas, el gobierno debiera aplicar", sostuvo el titular de la CUT.

Indicó que el "abuso patronal" superó todos los límites habidos y por haber, insistiendo que los "grandes empresarios son los verdaderos responsables de la crisis que azota al país".

El representante gremial agregó que las grandes empresas han incrementado sus utilidades promedios en un 54% respecto a igual período del año 1999. Sin embargo, según dijo, no se reflejan en los salarios los cuales no tiene ningún incremento "y en muchos casos se han reducido en términos reales".

Moraga opinó que la situación del empleo y de las remuneraciones es aún peor en las pequeñas y medianas empresas, "víctimas también del modelo neoliberal concentrador y excluyente".

Según el dirigente de la multisindical, en el ámbito de las políticas públicas, las cosas no andan mejor, y puso como ejemplo lo que sucede con los programas generadores de empleo, "medidas de parche que no resuelven el problema de fondo".

Enfatizó que decenas de miles de trabajadores día a día son lanzados a la cesantía, sin el pago de indemnizaciones, sin seguridad social, quedando en el más absoluto abandono.

La CUT, según afirmó, no comparte la cifra oficial de 9,4% de cesantía, y coincide con los estudios de Cenda, y de la Universidad Arcis, que estiman en un millón y medio los desocupados, "sin contar a los más de dos millones que se desenvuelven en la precariedad del empleo informal".

Moraga resaltó que cuando la gente tiene empleo "recibe salarios miserables, con jornadas de trabajo extenuantes y sometidos a condiciones de trabajo vejatorias, y cuando no lo tienen quedan entregados a su suerte en la más absoluta indefensión".

Asimismo criticó el hecho de que el gobierno esté actuando como un "observador imparcial, pusilánime, irresoluto y hasta indiferente ante el neoliberalismo salvaje y demencial".

Ante el cuadro descrito, Moraga propuso que el Presidente Lagos impulse una reforma tributaria que "grave en su justa medida las utilidades de las grandes empresas transnacionales".

En el mismo sentido pidió al gobierno impulsar la industrialización del país, obligando a las transnacionales mineras que operan en Chile a refinar el cobre en el país, lo mismo con respecto a la explotación de los bosques, lo que daría más trabajo a los chilenos.

Moraga propuso además la existencia de una política minera que frene la producción de cobre, "lo que permitiría recuperar los precios históricos del metal rojo al nivel de 120 a 140 centavos de dólar por libra".

"Usted, señor Presidente podrá contar con nosotros los trabajadores y el pueblo de Chile para emprender el camino de la Dignidad Nacional", añadió el dirigente.

Manifestó que debe restituirse la soberanía política, jurídica y económica de Chile, poniendo fin al tutelaje militar, al nefasto sistema de AFPs, senadores designados y vitalicios, al binominalismo electoral perverso, a las privatizaciones y a la transnacionalización de "nuestra economía".

También incluyó a los poderes fácticos, a los tratados comerciales que "han desplomado a la industria nacional y que hoy amenazan las fuentes laborales de los trabajadores aceiteros, del caucho y del neumático y de la línea blanca".

Además pidió poner atajo a la política arancelaria "demencial, que consume las entrañas de nuestro país, mientras los avispados socios comerciales protegen su economía con dientes y muelas".

Demandó al gobierno detener el Tratado Minero Chileno-Argentino, "ideado por las transnacionales para apoderarse de parte importante del territorio nacional".

Finalmente, el titular de la CUT pidió justicia y reparación a las víctimas de los "crímenes del gobierno militar" y a sus deudos, "para que nuestros hijos sientan el legítimo orgullo de haber nacido chilenos". Al mismo tiempo, enfatizó que "demandamos el desafuero de Pinochet y exigimos que a la brevedad la Suprema dé a conocer el resultado de la votación, terminando con la especulación y los pronunciamientos que surgen de más de un sector".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores