Ejército: accidente de jóvenes podría haberse evitado

La institución aclaró que el recinto cuenta con la señalización respectiva que prohíbe el paso a toda persona ajena a la unidad, por lo que lo ocurrido es de responsabilidad de los menores.

11 de Agosto de 2000 | 13:43 | Orbe
SANTIAGO.- Junto con lamentar lo ocurrido con los dos jóvenes que ayer resultaron con lesiones al manipular un artefacto explosivo en la Escuela de Paracaidistas y Fuerzas Especiales del Ejército, en el Regimiento Peldehue, en Colina, la institución aclaró que el recinto cuenta con la señalización respectiva que prohíbe el paso a toda persona ajena a la unidad, por lo que lo ocurrido es de responsabilidad de los menores.

Así se señaló en un comunicado oficial emitido hoy por lel Departamento Comunicacional de la rama castrense.

Allí, se indica que en la tarde de ayer, aproximadamente a las 18:00 horas, se presentaron en la guardia del regimiento dos jóvenes identificados como Francisco Marchant Inostroza, de 20 años de edad, y Rafael Salazar Cancino, de 14, quienes presentaban múltiples heridas que habrían sido provocadas por la explosión de un artefacto no identificado que se hbarían encontrado dentro del sector de instrucción de la escuela.

Al respecto, se precisa que "el recinto cuenta con la señalización que prohíbe el ingreso a personas ajenas a la unidad, estando además cercado para que ello no ocurra", por lo que puntualizó que este hecho podría haberse evitado.

Luego de esto, los jóvenes fueron atendidos por enfermeros de la escuela, quienes posteriormente los trasladaron a la Posta de Colina. Desde ese centro asistencial fueron derivados a otros hospitales.

Asimismo, se dispuso que un grupo de oficiales de Sanidad de la institución concurrieran a dichos hospitales a constatar el estado de salud de los afectados, indicándose que Marchat presenta heridas contusas en extremidades de carácter menos grave, mientras Salazar sufrió lesiones superficiales. Ambos se encuentran en observación y probablemente serán dados de alta hoy.

Más adelante, sostiene el comunicado, se tomó contacto con los familiares de los menores y se dio cuenta al tribunal correspondiente para que se inicie la investigación respectiva.

"El Ejército -indica el comunicado- lamenta lo acontecido, lo cual, afortunadamente, no tuvo consecuencias mayores. Al mismo tiempo, expresa que hechos de esta naturaleza pueden evitarse si se observan las medidas de seguridad existentes".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores