Lagos apoyó la compra de material bélico de las FF.AA.

Luego de sostener una reunión con los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas, el Presidente Lagos acordó apoyar la compra y renovación de material bélico, sin que este gasto demande más dinero de lo fijado por la ley del cobre.

29 de Agosto de 2000 | 01:55 | Reuters
SANTIAGO.- El Presidente Ricardo Lagos decidió apoyar los planes de modernización de material bélico de las fuerzas armadas, aunque sin utilizar recursos adicionales del presupuesto nacional.

Ayer lunes el mandatario se reunió con la junta de comandantes en jefe de las fuerzas armadas en el palacio de gobierno, con el fin de tratar este tema.

Según comentó el ministro de Defensa, Mario Fernández, no hubo otros puntos en la tabla, como las repercusiones que tuvo entre las fuerzas armadas el desafuero del senador vitalico Augusto Pinochet.

"El Presidente informó a los comandantes en jefe su decisión de apoyar los planes de modernización de las fuerzas armadas dentro de los límites de los recursos de la ley reservada del cobre", dijo Fernández.

En 1976 durante el gobierno militar, Pinochet dictó un decreto para suplementar los fondos de los uniformados con recursos provenientes de un 10 por ciento de las ventas de la estatal Codelco, el mayor productor de cobre del mundo.

Tanto la Armada como la Fuerza Aérea requieren cambiar sus flotas de guerra. En el caso de la Marina, comprar o construir en Chile al menos seis fragatas; en tanto quer la Fuerza Aérea necesita adquirir cerca de una docena de aeronaves.

Dada la estrechez financiera del fisco, las ramas militares deberán acotar sus requerimientos de material bélico a sus presupuestos institucionales.

"En el campo de la Fuerza Aérea y la Armada, instituciones que presentaron sus planes (de compra) de manera detallada, se acordó no sólo no detenerlos, sino impulsarlos y apoyarlos dentro de los límites que la ley (del cobre) entrega para ambas instituciones'', aclaró el secretario de Estado.

A la salida del encuentro, se le consultó al comandante en jefe de la Armada, Jorge Arancibia, si estaba conforme con lo tratado.

"Sí, claro", respondió lacónico.

La Armada es la rama que presenta más urgencia en renovar su flota, dado que caerá en obsolescencia a fines de esta década.

Sin embargo, la compra de dos submarinos a un consorcio franco-español redujo su presupuesto de adquisiciones al mínimo.

Y ahora necesita renovar su material de superficie, lo que implicaría pedir al erario fiscal un suplemento de más de 30 millones de dólares anuales.

"Con el mayor ingreso que se ha logrado este año por un mejor precio del cobre (...) (la armada) va a tener una disponibilidad bastante cercana a esa cifra", dijo Mario Fernández.

Codelco tuvo utilidades por 347 millones de dólares en el primer semestre del año, con un precio promedio del cobre de 80,2 centavos de dólar por libra.

El problema es cuando el precio del cobre baje, señaló el analista de defensa Gustavo Cuevas.

"Lo que quedó claro es que para comprar armas, no se pueden pasar de la ley del cobre. Pero para sus gastos operacionales, las fuerzas armadas podrían recurrir al presupuesto nacional", sostuvo el experto.

Más allá fue el analista de la Universidad de Chile, Ricardo Israel, para quien no está clara la política global de defensa por parte del gobierno de Lagos.

"Primero debe definirse para qué voy a comprar esas armas. A quién voy a atacar o de quién me defenderé. Esas son decisiones políticas, no militares. Teniendo eso claro, podré definir qué comprar y a qué precio", dijo Israel.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores