Denuncian maniobras dilatorias en proceso a Pinochet

La parte querellante acusó hoy a la defensa de Augusto Pinochet de intentar maniobras dilatorias para eludir el procesamiento del ex gobernante por violaciones de los derechos humanos, al solicitar exámenes médicos para el ex general y suspender el interrogatorio fijado para el 9 de octubre.

31 de Agosto de 2000 | 12:09 | EFE
SANTIAGO.- La parte querellante acusó hoy a la defensa de Augusto Pinochet de intentar maniobras dilatorias para eludir el procesamiento del ex gobernante por violaciones de los derechos humanos cometidas bajo su gobierno (1973-90).

"La petición que ha hecho la defensa de Pinochet no es más que una maniobra dilatoria tendiente a evitar que sea interrogado, porque saben la contundencia de las sospechas que hay en contra de él", afirmó el abogado de derechos humanos Hugo Gutiérrez.

La defensa de Augusto Pinochet solicitó el martes a los tribunales someter al ex general a exámenes médicos y suspender el interrogatorio fijado para el 9 de octubre hasta resolver el tema de los análisis clínicos.

La petición fue presentada ante la Corte de Apelaciones de Santiago en un escrito de 13 páginas suscrito por el abogado Gustavo Collao, quien tiene la representación de Pinochet, de 84 años.

Gutiérrez es uno de los ocho abogados de la causa conocida como "Caravana de la Muerte".

Por decisión de la Corte Suprema, Pinochet, quien estuvo preso en Londres por una solicitud de extradición presentada por España, perdió la inmunidad parlamentaria de que gozaba como senador vitalicio el 8 de agosto pasado.

Del interrogatorio y los exámenes médicos al sometimiento a proceso "hay un paso muy corto", sostuvo el letrado. Por esa razón, "la defensa va a buscar por todos los medios que se le tome declaración indagatoria para evitar el procesamiento".

Gutiérrez dijo no estar preocupado por esta situación y consideró que existen nulas posibilidades de que los tribunales acojan la petición del equipo jurídico del ex mandatario.

"No tienen ninguna posibilidad. No es posible evitar que se le tome declaración indagatoria, porque al margen de la discusión por los exámenes de salud, igual debe someterse al interrogatorio", sostuvo.

Explicó que en caso de que Pinochet se niegue a ser interrogado, el juez debe dejar constancia de la situación y se acaba el trámite.

En el caso de los exámenes médicos, la legislación actual establece que todos los mayores de 70 años deben ser sometidos a exámenes mentales y sólo considera como eximentes de un juicio la locura o demencia.

Por esta razón, la defensa se ha opuesto desde el comienzo a los exámenes mentales y en cambio ha insistido en la necesidad de análisis físicos para constatar el grado de deterioro en la salud de Pinochet, que, a su juicio, le impediría defenderse en un juicio.

Augusto Pinochet fue despojado de su inmunidad parlamentaria el 8 de agosto pasado por la Corte Suprema en un fallo que autorizó su procesamiento por los delitos de homicidio, secuestro calificado, inhumación ilegal y asociación ilícita en el caso de la desaparición de 19 detenidos pocos días después del golpe de Estado de 1973.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores