Lagos advirtió sobre los peligros de la globalización en la ONU

"Vengo de un país pequeño, pero de un pueblo orgulloso y digno", dijo el Presidente Ricardo Lagos en su intervención en la Cumbre del Milenio en la ONU, resaltando en su discurso los peligros de la globalización y sus efectos, lo que -a su juicio- se ha visto de manifiesto en el plano económico, con una crisis mundial que repercute fuertemente en los países en vías de desarrollo.

06 de Septiembre de 2000 | 12:28 | Orbe
NUEVA YORK.- "Vengo de un país pequeño, pero de un pueblo orgulloso y digno", dijo el Presidente Ricardo Lagos en su intervención en la Cumbre del Milenio que realiza la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, Estados Unidos, resaltando en su discurso los peligros de la globalización y sus efectos, lo que -a su juicio- se ha visto de manifiesto en el plano económico, con una crisis mundial que repercute fuertemente en los países en vías de desarrollo.

El Mandatario dijo que "las desigualdades económicas y sociales de nuestros pueblos son tal vez la mayor amenaza a la nueva sociedad mundial que emerge".

Lagos indicó que "no hay una sociedad mundial donde algunos avanzan y otros quedan atrás", agregando que todo ello "nos obliga a reflexionar sobre el curso que lleva la globalización y tomar las medidas necesarias para gobernar su rumbo".

"Pensamos que la forma en la que nuestros países participen en la globalización determinará los resultados de cada uno, hay una responsabilidad para nuestros pueblos y para nuestros gobiernos. Digámoslo con claridad, así como no debemos sufrir las injusticias en solitario y en silencio, tampoco debemos culpar a otros por lo que nosotros no hagamos en nuestros países", puntualizó, añadiendo que "para apostar a la globalización no significa aceptar la anarquía y la ley de la selva, renunciando a la capacidad humana de gobernar el mundo en que vivimos".

Asimismo, precisó que "la globalización no tendrá un rostro humano si no establecemos normas e instituciones globales capaces de regular la globalización en todos sus planos: financiero, tecnológico, jurídico, medio ambiental y comercial".

"Ningún mecanismo automático reducirá las desigualdades, la inestabilidad y la crisis que trae consigo la globalización. Se necesita de voluntad política y yo quisiera decir aquí que esa voluntad sólo puede nacer de los estados aquí reunidos", sostuvo.

Puntualizó que dicha voluntad debe basarse en una perspectiva humana, donde las personas son el centro de la preocupación. "Porque vengo de un país pequeño, que ha estado siempre en la periferia del poder mundial, la definición de las normas e instituciones no puede ser adaptada por un grupo pequeño y exclusivo de naciones, dejando al margen al resto de los países".

Finalmente, Lagos reiteró el apoyo de Chile a las acciones de paz que realiza la ONU, afirmando que en nombre de esta nación, "que ha sabido recuperar con dificultades su tradición democrática y encontrar el rumbo de la prosperidad, he venido a entregar aquí a esta cumbre del milenio de la esperanza".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores