Presidente de la CUT: Es legítimo que camioneros realicen paro

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Arturo Martínez, especificó que "ojalá que cuando los choferes de camiones planteen sus reivindicaciones, también estos empresarios asuman que es justo que lo hagan".

23 de Septiembre de 2000 | 12:08 | UPI
SANTIAGO.- El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Arturo Martínez, dijo hoy que es legítimo que la Confederación de Dueños de Camioneros, convoque a un paro nacional de actividades, "por cuanto los sectores sociales deben reivindicar sus aspiraciones y movilizarse".

Especificó que "ojalá que cuando los choferes de camiones planteen sus reivindicaciones, también estos empresarios asuman que es justo que lo hagan".

Agregó que "cuando nosotros planteemos la negociación interempresa, el tema de los horarios de trabajo, estén dispuestos a sentarse y discutir con los trabajadores, y aceptar que estos pueden hacer un paro, si no obtienen respuestas concretas".

Respecto a la nueva movilización de los camioneros, Martínez recordó que en abril con ocasión de una de las sesiones de la mesa de diálogo, le había dicho al ministro secretario general de la Presidencia, Alvaro García, y a otros ministros, que el tema del transporte de carga, y público, no estaba resuelto.

Agregó que "no por haber negociado en el verano con los transportistas, habían superado el problema". Y esto es así, especificó, porque "el problema del transporte es mucho más profundo".

Estima que este problema tiene que ser resuelto ahora, "porque no podemos estar todo el tiempo con estos conflictos, y si se están entregando soluciones de parche, por supuesto que cada dos o tres meses van a surgir este tipo de convocatorias".

Se mostró renuente, "como ocurre ahora, ha administrar los conflictos, hay que resolverlos de una vez por todas, igual como yo quiero que se resuelvan los conflictos con el mundo sindical".

Insistió en que hay un conflicto no resuelto con el mundo sindical, "y quiero que se resuelva bien, y no estemos toda la vida discutiendo reformas laborales, hagámosla de una vez, hagámosla bien, y dejemos una reforma laboral que esté vigente una o dos décadas, que permita no seguir discutiendo en cada gobierno la posibilidad de un cambio".

Martínez, en lo general, opinó que el gobierno no encuentra la forma definitiva de resolver los problemas, "hay poca imaginación, y también creo que hay un problema de fondo, se quieren resolver los problemas a la antigua".

Indicó que el transporte de carga, por ejemplo, "el propio modelo neoliberal y la Concertación, fomentaron que el transporte de carga terrestre, vía camiones, controle casi más del 80 por ciento de la carga. Se terminaron los trenes y le dieron un tremendo poder a los camioneros".

Aclaro que "los que han administrado este modelo, no han previsto que los sectores sociales, algunos, tienen gran poder de presión, y aunque les den respuesta en algunas cosas, siempre van a estar pidiendo más, y no asumen la realidad del país".

Añadió que los primeros que debieran parar, "si pudieramos hacerlo, seríamos los trabajadores, porque los empresarios tienen una tremenda deuda previsional con los trabajadores, pero son ellos los que tienen el poder de movilizarse, hasta ahora".

Manifestó que los gobiernos de la Concertación no han sabido encarar los conflictos, terminarlos de una vez y llegar a un acuerdo, y "buscar la forma de resolver el estallido de esos conflictos de una vez por todas, sino que los administran, los chutean, porque no saben hacerlo, porque no tienen interés en resolverlos".

Precisó que "no es que los gobiernos no puedan hacerlo, sino que no saben, y además de eso, creo que no le han dado importancia al mundo social".

Afirmó que no le cabe duda, por lo que está sucediendo de que "el mundo social va irrumpir muy fuerte, producto de toda una provocación, de esta arrogancia, de esta prepotencia que se ha venido desarrollando".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores