Libertad y Desarrollo: Mejoras en educación requieren mayor libertad de gestión

El Instituto Libertad y Desarrollo afirmó que se deben hacer cambios complementarios urgentes que vayan en la dirección de dar mayor autonomía a las escuelas para que sean capaces de implementar propuestas independientes que potencien prontas soluciones.

02 de Octubre de 2000 | 13:14 | ORBE
SANTIAGO.- El Instituto Libertad y Desarrollo afirmó que se deben hacer cambios complementarios urgentes que vayan en la dirección de dar mayor autonomía a las escuelas para que sean capaces de implementar propuestas independientes que potencien prontas soluciones.

Esto, sobre la base de un estudio elaborado por la entidad en el cual se analizan las últimas medidas anunciadas por la ministra del ramo, Mariana Aylwin.

Agrega la propuesta de Libertad y Desarrollo que los directores de escuela deben tener espacios suficientes para organizar sus jornadas y establecer sus propios proyectos educativos. De esta forma se desarrollarán diferentes alternativas a lo largo del país, pero sin poner en riesgo a todo el sistema educacional en caso de que no fueran efectivas.

El ILD consideró que la nueva propuesta de la autoridad (Mariana Aylwin) busca atacar dos problemas específicos, como son el aprendizaje insuficiente en la educación básica y la alta deserción en la educación media.

Agregó que el Gobierno ha definido medidas concretas con el objeto de disminuir a la mitad el número de estudiantes afectados por estos problemas en un plazo de 5 años, medidas que han sido presentadas como la nueva fase de la reforma educacional de la Concertación, la que pretende centrar directamente en la sala de clases, teniendo como actores principales tanto a los alumnos como a los profesores. El resto del país actuaría como apoyo "para que nuestros profesores enseñen lo mejor posible y nuestros alumnos aprendan lo mejor posible", añadió.

El trabajo agrega que no es justo que las escuelas sean evaluadas por su gestión si no se les dan los instrumentos para mejorarla. Ellas necesitan contar con libertad para administrar sus recursos, de qué forma los van a gastar, a quién contratar y qué enseñar. Actualmente el municipio afecta la función de producción de cada establecimiento educacional a través de la interferencia en la gestión, nombramiento de directores y profesores.

El ILD señala que las medidas que se han presentado corresponden a recursos que serán entregados en forma adicional a la subvención escolar por lo que se debe ser cuidadoso en utilizar mecanismos para que éstos sean distribuidos en forma objetiva, evitando decisiones basadas en factores discrecionales.

Para la medida de reducir a la mitad el porcentaje de niños de cuarto básico que obtienen resultados insuficientes en las pruebas de medición de calidad (SIMCE), se propone que cada establecimiento educacional que reciba fondos públicos haga un compromiso da cerca de cuánto puede mejorar sus resultados promedio. Esta medida es positiva siempre y cuando la entrega de recursos sea condicionada al cumplimiento de dichos compromisos predeterminados.

Cabe cuestionar la dirección en que están puestos los incentivos para que los establecimientos convengan el mejoramiento de calidad, ya que los establecimientos tendrán la motivación de establecer una meta menor, es decir, que sea más fácil de alcanzar.

Según el ILD, de no condicionar la entrega de recursos a estos resultados el compromiso no es útil, ya que sólo se trataría de una declaración de intenciones. Sería necesario que un organismo independiente determine el nivel de mejora potencial de cada establecimiento y sobre la base de eso firmar convenios que condicionen la entrega de recursos en forma proporcional al cumplimiento de esas metas, con un mínimo para asegurar la estabilidad en el funcionamiento de los establecimientos.

Se propone un aumento en la cobertura de programas focalizados, el que aumentaría desde el 11 al 26 por ciento de la matrícula subvencionada. Es destacable la intención de dar prioridad a la calidad de las escuelas más necesitadas. Es imprescindible evaluar si los programas que se pretenden fomentar están realmente bien diseñados para lograr dicho objetivo.

De ser así, sería óptimo reasignar recursos a éstos desde otras partidas presupuestarias que van en distinta dirección. Los programas a incrementar son P900 y Programa de Educación Rural respecto a los que no se cuenta con estudios afinados que certifiquen su impacto en el rendimiento en las escuelas.

La propuesta establece que es necesario fortalecer el perfeccionamiento y materiales de apoyo para profesores. Actualmente existen programas y fondos especiales destinados a este objetivo, pero no se cuenta con información que avale la efectividad de los recursos utilizados. Se pretende también incorporar a 1.000 ayudantes para profesores de primero básico con más de 34 alumnos. Es difícil determinar si esta medida afectará en forma positiva los resultados académicos de los alumnos, toda vez que no especifica el nivel de capacitación que tendrán dichos ayudantes, ni el rol que ellos cumplirán al interior de las aulas.

Por otra parte, señala el trabajo que se debe tener presente que para lograr mejoras importantes en la calidad de la educación se hace necesario contar con mediciones confiables que puedan servir de indicadores. Si bien es cierto el concepto "calidad de la educación" debiera tener una definición que incluyera indicadores de tiempo de egreso, retención escolar, tasas de repitencia entre otras, las medidas propuestas por el Gobierno lo evalúan sólo de acuerdo a los resultados de la prueba SIMCE.

Para la meta de reducir a la mitad el porcentaje de jóvenes que se encuentran fuera del sistema escolar se propone ampliar la cobertura del Programa Liceos para Todos a 400 Liceos de la población más vulnerable, en los cuales se pretende disminuir la deserción de 11 a 6 por ciento.

También se pretende aumentar a 6.000 las becas para mantener a alumnos más vulnerables de educación media asistiendo a clases, las que debieran estar ligadas a alguna exigencia académica, la que podría ser la aprobación del curso. El estudio señala que otra manera de incentivar la asistencia es facilitando lo más posible el acceso a la educación y en este sentido es beneficiosa la idea de mejorar 48 de los internados en sectores rurales.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores