Denuncian tráfico de drogas al interior de penales

Según la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios, el centro del tráfico de estupefacientes se ha detectado últimamente en la cárcel de alta seguridad de Colina II y en el centro penitenciario de mujeres en Valparaíso.

03 de Octubre de 2000 | 17:44 | UPI
SANTIAGO.- La Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios aseguró hoy la que al interior de los recintos penales existe tráfico de drogas.

Se señaló que ello ocurre por cuanto la insuficiencia de personal hace imposible controlar las miles de personas que visitan a los internos.

Indicaron que el centro del tráfico de estupefacientes se ha detectado últimamente en Colina II, que es una cárcel de alta seguridad y en el centro penitenciario de mujeres en Valparaíso.

La directiva que preside Mario Riquelme, acompañada del presidente de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, Aníbal Pérez, se entrevistó con el ministro del Trabajo, Ricardo Solari, para informar sobre las condiciones inhumanas en que los gendarmes desarrollan su labor.

El legislador dijo que habían expresado al ministro Solari la preocupación que existe en los funcionarios de Gendarmería en todo el país por las condiciones de trabajo al interior de los penales.

Agregó que se advierte una transgresión evidente de la actual legislación laboral, por ejemplo, en el tema de los horarios que "realmente son inhumanos, cuatro horas de descanso y 14 horas de trabajo al día, y esto se mantiene sin variación en cada mes".

Pérez dijo que al interior de Gendarmería existe una nula capacitación, existiendo personal con 20 años de servicios sin que hayan asistido a un curso de capacitación. La inseguridad del vigilante al interior de los penales hizo crisis, una vez más, una semana atrás cuando un reo portador de SIDA, en Colina II, cárcel de alta seguridad, atacó a un guardia y lo pinchó con una jeringa infectada.

El legislador denunció que en Colina hay un gendarme por cada cien reos. "No existe un sistema de seguridad que le permita al gendarme ejercer su labor como corresponde, y los portadores de SIDA se pasean por el interior del penal".

Pérez opinó que es imprescindible contratar más gendarmes en todo el país, mostrándose contrario a que los futuros gendarmes sólo estén cuatro meses en la Escuela de Gendarmería, "y salen a cuidar reos de alta peligrosidad".

Por su parte el dirigente de los gendarmes, Mario Riquelme, dijo que al interior del servicio no existe una adecuada política de capacitación, añadiendo que se trata de un trabajo que se realiza en condiciones deficitarias, con riesgo de vida para el gendarme ya que 5.000 vigilantes cuidan a una población penal de 30.000 personas.

Por su parte, el dirigente Mario Riquelme sostuvo que habían informado al ministro del Trabajo sobre las condiciones de inseguridad en la cual desempeñan su función los vigilantes.

Agregó que existen prácticas antisindicales que lleva adelante el director del servicio, Hugo Espinoza, quien ha ordenado instruir un sumario a los dirigentes que denunciaron en un reportaje televisivo las condiciones inhumanas en que desempeñan su labor los gendarmes.

El dirigente precisó que si no hay una respuesta concreta de parte del Gobierno, realizarán actos de protesta masivos dentro de los próximos meses.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores