Gobierno sólo negociará si camioneros deponen paro

El subsecretario del Interior, Jorge Burgos, indicó que según estimaciones de Carabineros, el total de camiones dispuestos en las carreteras, no serían más de 2.200 y no 6.267 como lo habría señalado esta mañana el presidente de ese gremio, Héctor Moya.

17 de Octubre de 2000 | 12:40 | Emol.com
SANTIAGO.- El subsecretario del Interior, Jorge Burgos, señaló hoy que para reanudar las conversaciones con el gremio de los dueños de camiones, es necesario que éstos depongan el paro.

El funcionario de Gobierno precisó que según estimaciones de Carabineros, el total de camiones dispuestos en las carreteras, no serían más de 2.200 y no 6.267 como lo habría señalado esta mañana el presidente de ese gremio, Héctor Moya.

En tal sentido, Burgos recalcó que las medidas tomadas por el Gobierno, para asegurar la libre circulación de los ciudadanos por las carreteras del país, han sido efectivas.

No obstante, reconoció que hasta el momento los puntos de mayor conflicto se han presentado en Cachapoal, en la Sexta Región; en la Décima Región, específicamente en los cruces de Los Tambores; así como en Cautín en la Novena, pero aseguró que en cada uno de estos lugares están funcionando vías alternativas.

Asimismo, Burgos indicó que el Gobierno está evaluando la posibilidad de aplicar la Ley de Seguridad Interior del Estado. En este escenario señaló que las últimas declaraciones de Moya demuestran una actitud desesperada producto de la actual situación, lo que se suma a los 780 partes que ha emitido Carabineros a diversos camiones por la infracción de obstrucción en la vía pública.

MOYA: GOBIERNO QUEDÓ EN RIDÍCULO

El presidente de la Confederación de Dueños de Camiones, Héctor Moya, sostuvo que el Gobierno quedó en ridículo ante la opinión pública al informar reiteradamente que el paro convocado por el gremio sería un fracaso.

El dirigente sostuvo que "con legítimo orgullo, pero sin soberbia, podemos expresar que la paralización de actividades se ha cumplido de acuerdo a lo programado e incluso ha superado nuestras propias expectativas".

Indicó que todos los puntos en que se planificó estacionar los camiones, registran un número mayor de vehículos al previsto.

Asimismo aclaró que al paro han adherido hasta el momento 6.267 camiones a lo largo del país y dos mil buses interregionales pertenecientes a la federación gremial de transporte de pasajeros de la región del Maule. También especificó que cada máquina se encuentra con su respectivo chofer "por lo que el Gobierno nuevamente ha desinformado a la opinión pública al indicar que ningún chofer adheriría a nuestra manifestación". En concreto, dijo Moya, todos los argumentos del Gobierno han sido "una triquiñuela".

La siguiente es la evaluación realizada por el gremio con respecto a la adhesión que ha tenido el paro hasta el momento:

- Arica: 100 camiones
- Iquique: 150
- Calama: 200
- Copiapó: 125
- Calera: 450
- San Felipe: 50
- Los Andes: 40
- Valparaíso: 750
- San Antonio-Melipilla: 354
- Santiago-Nos: 330
- Rancagua: 100
- Pichidegua: 85
- Santa Cruz: 43
- San Fernando: 134
- Curicó: 230
- Talca-Linares: 125
- San Javier: 100
- Constitución: 125
- Chillán: 350
- Concepción: 150
- Los Angeles: 250
- Temuco: 450
- Valdivia: 350
- Osorno: 230
- Puerto Montt: 384
- Chiloé: 120
- Coyhaique: 70
- Puerto Natales: 70
- Punta Arenas: 83
Total: 6.267

PPD protesta en la sede del gremio

Héctor Moya dio a conocer la información en medio de una fuerte manifestación en la sede de los transportistas, la que fue convocada por el presidente del PPD, diputado Guido Girardi.

Cerca de un centenar de personas golpearon las puertas de la sede del gremio, mientras Moya daba la primera evaluación de la paralización. Al ser consultado al respecto, el dirigente expresó: "Esa manifestación ha sido convocada por un parásito y ese parásito le cuesta al país 100 millones de pesos anuales. Yo les puedo decir cuántos días al año trabaja el parásito llamado Guido Girardi".

Al respecto el parlamentario del PPD indicó que "por ningún motivo entraré en descalificaciones" y agregó que "este es un paro de un sector pequeño, pero poderoso que quiere poner de rodillas y que quiere dejar cautivos a todos los chilenos. De un sector que tiene deudas, como tienen todos los chilenos, y que quiere que todos los chilenos hagan esfuerzos para que le paguen su deuda. Pero no pueden ser los chilenos más pobres los que paguen las deudas de los camioneros".

Luego de las declaraciones, el diputado abandonó la sede del gremio acompañado del parlamentario Antonio Leal, quien indicó que éste es "un paro egoísta y que sólo pone en una situación más difícil a estos transportistas".

Al tiempo que los diputados se retiraron del lugar también lo hizo el presidente de la Federación de Dueños de Taxibuses, Armando Huerta, quien recibió algunos huevos que eran lanzados por los manifestantes.

Moya aclaró que hasta el momento no ha existido un acercamiento concreto con el Gobierno, pero que mantienen constante comunicación con el Ministerio del Interior. Asimismo, el dirigente indicó que el gremio mantendrá el paro hasta las últimas consecuencias, esto es hasta que el Gobierno los llame para negociar.

También se manifestó abierto a que un tercero -por ejemplo, una universidad- realice un estudio para evaluar la consistencia de sus demandas.

Moya dijo que en el pliego de peticiones ellos no han planteado eliminar el endeudamiento del sector. Aclaró que los camioneros deben más de 1.000 millones de dólares y que al Gobierno sólo se le ha solicitado condonar no más de 2 millones de dólares.

Hasta el momento no ha existido ningún conflicto ni incidente con Carabineros y no hay camioneros detenidos. Moya expresó que continuarán con "este grito desesperado tratando de buscar soluciones que nos permitan subsistir como transportistas de carga".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores