Cinco puertos paralizados indefinidamente

La Coordinadora Nacional Marítimo Portuaria convocó a partir de las 8 horas de esta mañana a una huelga en la que demandan al gobierno cuatro puntos de un petitorio.

02 de Noviembre de 2000 | 08:56 | Loreto Flores, Emol.com
SANTIAGO.- A las 8 de esta mañana comenzó en cinco importantes puertos del país el paro indefinido convocado por la Coordinadora Nacional Marítimo Portuaria, que reúne a cerca de siete mil trabajadores a nivel nacional.

San Antonio, Valparaíso, Talcahuano, San Vicente e Iquique son los puertos afectados con la movilización de este gremio que se inició debido al desacuerdo entre los dirigentes gremiales y los personeros de gobierno en el tema de las microempresas para los ex trabajadores de empresa portuaria.

Jaime Muñoz, vocero de la Coordinadora dijo esta mañana que son cuatro los puntos de un petitorio que están reclamando al gobierno, pero, sostuvo que el que gatilló la huelga fue el incumplimiento de parte de las autoridades del segundo llamado, a los cerca de 500 trabajadores que estaban inscritos, para el programa de microempresas, el que debía realizarse el 30 de junio.

"Las autoridades nos están poniendo condiciones que nosotros no aceptamos, nos exigen que nuestros compañeros no hayan tenido trabajo en los últimos tres meses, pero nosotros no les podemos decir que no trabajen", dijo el vocero.

Otro de los reclamos de los portuarios, según Muñoz, se basa en un acuerdo firmado el 18 de agosto del año pasado con el ministro José Miguel Insulza, en el que se comprometía a enviar un proyecto de ley que contemplara medidas especiales para los portuarios, entre ellas dejar de ser trabajadores eventuales y así lograr tener una mayor estabilidad laboral.

Jaime Muñoz puntualizó que en esa misma fecha el ministro Insulza se comprometió a entregar mil 500 millones de pesos a todos los trabajadores despedidos debido a la privatización de los puertos. "Con ese dinero nosotros íbamos a montar un frigorífico gigante en San Antonio y Valparaíso, para dar trabajo a nuestros compañeros. Pero, hasta ahora ese dinero no lo hemos recibido".

El vocero de la Coordinadora agregó que el gobierno se comprometió ha entregar pensiones de gracia, equivalentes a dos ingresos mínimos mensuales, a los mayores de 55 años, "promesa que aún no se cumple completamente".

Agregó que debido a los incumplimientos del gobierno el gremio se vio en la necesidad de paralizar indefinidamente.

"Durante el día ser irán uniendo más puertos y tenemos el apoyo de los camioneros que no van a mover ningún vehículo dentro de estos recintos. Y mañana comenzaremos a instalar las ollas comunes a la entrada de los puertos", concluyó.

INCIDENTES AISLADOS

Aunque en Valparaíso, a 120 kilómetros al oeste de Santiago, las primeras horas de la huelga han transcurrido en absoluta calma, anoche en Iquique, a 1.857 kilómetros al norte de la capital, los trabajadores levantaron barricadas y provocaron desórdenes.

En Talcahuano, un centenar de trabajadores se enfrentaron con la policía cuando intentaban interrumpir el tránsito en una de las principales avenidas de la ciudad, lo que culminó con tres detenidos.

En San Antonio, el puerto más importante del país, no se han registrado incidentes, pero los accesos al terminal permanecen bloqueados.

El único puerto de la zona central que está en operaciones es San Vicente.

El coordinador nacional de los trabajadores marítimo portuarios, Walter Astorga, advirtió que la huelga se mantendrá "por el tiempo que sea necesario", hasta que las autoridades accedan a sus demandas.

Sin embargo, manifestó la disposición del sector al diálogo y recalcó que no es su intención "crear un problema político" al Ejecutivo, sino lograr que sus "derechos y reivindicaciones sean acogidos".

"Nuestros teléfonos siempre han estado abiertos para conversar, estamos dispuestos a dialogar en cualquier parte. Seguimos confiando en que el Gobierno tendrá la prudencia suficiente para llamarnos", sostuvo.

El ministro de Transportes, Carlos Cruz, advirtió que "el Gobierno no dialogará con los portuarios mientras no se deponga la paralización", actitud que el Presidente Ricardo Lagos empleó con éxito ante los camioneros a mediados de octubre pasado.

El ministro negó que la autoridad haya incumplido acuerdos con los portuarios e indicó que el problema de fondo es una disparidad de criterios respecto de los beneficios a otorgar.

"Pero con esta paralización se retrocede. Nosotros no vamos a dialogar mientras continúe y cuando finalice, obviamente que los planteamientos para sentarse a conversar habrán variado", dijo.

El Gobierno intentó infructuosamente detener la huelga a través de conversaciones informales de los líderes de los estibadores con el subsecretario de Transportes, Patricio Tombolini, el miércoles, tras lo cual el máximo dirigente portuario manifestó que "parece que no hay voluntad para resolver el problema".

La huelga se produce sólo una semana después de que ambas partes hubieran acercado posiciones para llegar a un acuerdo definitivo para poner fin a los conflictos que se arrastran desde que comenzó la privatización de las terminales marítimos.

El lunes pasado el Gobierno entregó al gremio un documento que acogió la mayoría de sus reivindicaciones laborales y añadió además un cronograma para el cumplimiento de las propuestas, en el marco de un programa de reconversión laboral y creación de microempresas que fue acordado en octubre de 1998 y cuya segunda etapa empezaría el martes.

En Valparaíso, cerca de 300 estibadores del primer turno ya paralizaron sus actividades y se encuentran reunidos en el principal acceso del puerto.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores