Gobierno implacable: "Ni con 5 mil portuarios paralizados negociamos"

El vocero de la Coordinadora Nacional Marítimo Portuaria, Jaime Muñoz, dijo que los trabajadores se mantendrán en huelga "hasta las últimas consecuencias" y reiteró que el paro es indefinido. Ministro Cruz replicó firme: "aquí las condiciones las pone el Gobierno, los portuarios han violado todo acuerdo y no hay ni habrá negociación en paro". Exportadores dicen que imagen del país ya se afectó y que las pérdidas ascienden a unos US$ 26 millones. En tanto, el senador Sergio Bitar actuará como mediador en el conflicto.

03 de Noviembre de 2000 | 16:04 | Loreto Flores/Juan Carlos Muñoz/ Emol.com
SANTIAGO.- El segundo día de paralización cumplieron hoy cinco importantes puertos del país en demanda de acuerdos pactados con el Gobierno. Cerca de cinco mil trabajadores portuarios de Valparaíso, San Antonio, San Vicente, Talcahuano e Iquique se mantenían movilizados esta mañana y según los primeros análisis, el sector exportador ya ha perdido 26 millones de dólares.

Producto del paro se debió suspender la inauguración oficial de la temporada de exportación frutícola 2000-2001, la que debía realizarse en Valparaíso cerca de las 11 horas y a la que asistirían autoridades del sector.

El vocero de la Coordinadora Nacional Marítimo Portuaria, Jaime Muñoz, dijo que los trabajadores se mantendrán en huelga "hasta las últimas consecuencias" y reiteró que el paro es indefinido. En tanto, por la tarde el senador del Partido Por la Democracia (PPD) Sergio Bitar, aceptó intermediar entre el Gobierno y los trabajadores portuarios para alcanzar acuerdo que permita al sector deponer el paro que realiza desde ayer.

El conflicto portuario tiene su génesis en el "inclumpiento del Gobierno del segundo llamado para postular a la microempresa, el que debía realizarse el 30 de junio y no se hizo", afimó Muñoz.

Además, dentro del petitorio de los trabajadores se encuentra el envío de un proyecto de ley que mejora las condiciones laborales del gremio, modificando el actual contrato de trabajo eventual por uno que les asegure mayor estabilidad.

Otro punto es la entrega de mil 500 millones de pesos para apalear la cesantía de los trabajadores que no cumplieran con los requisitos para postular a la microempresa. "Dinero que todavía no se ha entregado", aseguró el dirigente portuario.

"El Gobierno también se comprometió a entregar 700 pensiones de gracia de dos ingresos mínimos mensuales, pero no todas las pensiones que se entregaron fueron por ese monto, muchas fueron por menos", sostuvo Muñoz.

En cuanto a la advertencia del Presidente Ricardo Lagos desde Uruguay en cuanto a que podría retirar los beneficios que se negociaron en 1999, el vocero de la Coordinadora las calificó sólo de "amenazas" y reiteró que "el Gobierno fue el que rompió los compromisos que con nosotros había pactado".

Preocupación en el sector exportador

En otro ámbito, en tanto, el presidente de la Asociación de Exportadores, Ronald Bown, afirmó que el paro portuario afecta de manera inmediata a los precios de los productos chilenos en el mercado internacional y a la imagen del país por dejar de cumplir sus compromisos comerciales, independiente -dijo- de los perjuicios que se pueden ocasionar por dejar de exportar alimentos perecibles como la fruta.

Señaló que el problema se produce desde el momento en que hay paro porque "el efecto que se produce en el mercado ya es inmanejable", agregando que el comprador que espera en el exterior por los productos nacionales "va a renegociar de inmediato los precios de partida y va a ser más cauteloso desde el punto de vista de la verificación de la condición de llegada de esa fruta".

"La fruta está sentenciada a tener un pago mucho menor", dijo Bown y agregó que de seguir esta situación la Asociación de Exportadores podría recurrir a Ley de Seguridad Interior del Estado, "pero tenemos que dar tiempo para que se produzca una solución y no crear un conflicto adicional".

"Ahora, si esto produce un caos tal que nosotros no podemos exportar nuestros productos, vamos a tener que recurrir a todo aquello que nos facilite ejercer la actividad", aseguró.

En cuanto a las repercusiones de la paralización en la tasa de desempleo, el representante de los exportadores señaló que esto afecta en las expectativas de los inversionistas "porque con los paros sigue habiendo demasiada incertidumbre" para abrir nuevos negocios, sobre todo en el sector de la fruta.

En tanto, calificó como "minucias" las demandas de los trabajadores que están paralizados, aunque reconoció que detrás de esto "hay un problema social".

Señaló que si bien los estibadores portuarios son "eventualmente trabajadores particulares", estos son afectados por "la decisión estatal de las concesiones que conlleva un carácter social que el sector privado no puede solucionar".

"Por ello la autoridad tuvo que asumir la responsabilidad para evitar que los puertos se conviertan en un caos permanente" dijo Bown.

Informó que pese a que los principales puertos están paralizados -Talcahuano, San Vicente, Valparaíso, San Antonio e Iquique-, existen salidas alternativas como Lirquén, en el sur o Coquimbo, en el norte, aunque aclaró que estas sólo "serían soluciones de parche".

Cruz inclaudicable: No hay diálogo con paro

El biministro de Transportes y Obras Públicas, Carlos Cruz, dijo a Emol.com que el tratamiento que el Gobierno dará al paro portuario será el mismo que se dio al de camioneros, es decir: "no hay negociación con paro activo".

El secretario de Estado explicó que la movilización actual no se le escapará de las manos y que por ningún motivo habrá negociadores anexos a las partes involucradas: "Nosotros somos los que ponemos los límites y decimos cómo y en qué forma se negocia, los portuarios han transgredido los acuerdos adquiridos y el Gobierno no aceptará sus fórmulas. Son ellos los que tienen que aceptar las nuestras", argumentó.

Cruz señaló que la tarea del Ejecutivo es mantener los puertos despejados y que esa labor se está cumpliendo a cabalidad.

Al ser consultado sobre las millonarias pérdidas que dejará a todas las empresas e industrias que se sirven de los cinco puertos en paro, el ministro señaló que "son los importadores y exportadores los que deben evaluar la situación y contratar personal para descargar o cargar sus embarques. El Gobierno cumple con su labor de mantener los puertos habilitados y despejados, pero son ellos quienes deben contratar la mano de obra".

Precisó que no son más de 300 trabajadores los que participan en el paro, y que desconoce el número total de empleados que representan "porque aquí se trata de trabajadores eventuales y no contratados por una u otra empresa en particular".

Tombolini: Gobierno no tiene responsabilidad jurídica con portuarios

Por su parte, el subsecretario de Transporte, Patricio Tombolini, reiteró que el Estado no tiene ninguna responsabilidad jurídica con los trabajadores portuarios.

"El Gobierno no tiene ninguna relación contractual con estos trabajadores. Estos trabajadores jamás han laborado con el Estado chileno. Esto es una conducta que tuvo el Gobierno para evitar el costo social de las privatizaciones que podían tener algún efecto importante en el empleo de los trabajadores portuarios", aclaró.

En cuanto al reclamo de los estibadores de endurecimiento en la posición gubernamental a la hora de otorgar los beneficios acordados el año pasado al sector -entre los que se contempla la capacitación para gestión microempresarial- Tombolini reconoció que en un primer momento se flexibilizaron los criterios de selección, pero que postuló demasiada gente que no cumplía con los requisitos fundamentales.

"El requisito se flexibilizó en un primer llamado, pero ahora se está cumpliendo. El espíritu de este programa de protección social no es para trabajadores que tienen ingresos de 200, 300 ó 400 mil pesos. Es para trabajadores que están cesantes o en su defecto tienen ingresos mínimos", explicó.

Insistió, además, en lo dicho ayer desde Uruguay por el Presidente de la República, Ricardo Lagos, quien advirtió a los trabajadores que los acuerdos suscritos podrían quedar nulos de persistir la paralización de las actividades.

Derecha responsabilizó al Gobierno y apoya el paro

En el ámbito político, la diputada de RN Lily Pérez afirmó que "los portuarios tienen toda la razón". "Me parece absolutamente razonable el planteamiento de ellos frente a su problema de las indemnizaciones y frente a las modificaciones a la Ley de Pesca", sostuvo la legisladora de derecha.

Agregó que supuestamente uno de sus problemas "más graves" es que el Gobierno les adeudaría alrededor de 5 mil millones de pesos por concepto de indemnizaciones. Ante esta situación, Lily Pérez indicó que "nos parece tremendamente contradictorio que mientras el país esta debatiendo el escándalo de las indemnizaciones millonarias, el Gobierno no haya arreglado una situación de justicia como son las indemnizaciones de los portuarios".

Por su parte el senador Julio Lagos (RN) responsabilizó al Gobierno por el paro, agregando que esta movilización va a perjudicar a la economía del país.

"Esto es el resultado del desconocimiento de los acuerdos entre los portuarios y el Gobierno. El Gobierno llegó a un acuerdo con ellos sobre los puntos que están en conflicto, pero hoy día se desconocen y eso me parece lamentable". sostuvo el senador por la Primera Región.

Ante ello llamó a los involucrados, dirigentes gremiales y autoridades de Gobierno, a "reponer el diálogo" para que en las próximas horas se logre llegar a un acuerdo que beneficie a todas las partes.

Sergio Bitar actuará como mediador

El senador del Partido Por la Democracia (PPD) Sergio Bitar aceptó intermediar entre el Gobierno y los trabajadores portuarios para alcanzar acuerdo que permita al sector deponer el paro que realizan desde ayer.

Así lo destacó en declaraciones formuladas en La Moneda, tras una reunión que sostuvo con el vicepresidente de la República, José Miguel Insulza, encuentro al que concurrió acompañado del alcalde de Iquique, Jorge Soria.

Bitar indicó que le anima la voluntad de que la movilización de los portuarios no continúe por el daño que causa a las exportaciones, principalmente, las de frutas.

El senador sostuvo que existe "una zona de ambigüedad en los acuerdos a que se arribó". Aclaró que no es ningún mediador, sólo una persona de buena voluntad dispuesta a ver la forma en la que puede contribuir a que se clarifique en los puntos en los hay ideas distintas para que se converjan lo antes posible y los trabajadores tengan confianza y depongan su paro, por lo que "espero efectivamente lleguemos a buen puerto".

Sergio Bitar declinó comentar la decisión del Gobierno de suspender los beneficios ganados hasta ahora por los portuarios.

Bitar resaltó que a veces los gremios recurren a los parlamentarios como ocurrió con los camioneros y ahora los portuarios, basados en el conocimiento que poseen sobre distintas materias y años de relación, amistad y de confianza y agregó que "si eso puede ayudar, vamos a hacerlo".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores