Empleados públicos amenazan al Gobierno y Concertación

Cerca de tres mil trabajadores del sector público se congregaron frente al palacio de La Moneda para protestar por el reajuste salarial de un 4,3% aprobado ayer por el Senado. El presidente de la CUT, Arturo Martínez dijo que "el Gobierno tiene que tener claro que tendrá que pagar un costo político".

30 de Noviembre de 2000 | 18:58 | Agencias
SANTIAGO.- Con amenazas contra el Gobierno y los partidos de la Concertación para las próximas elecciones parlamentarias, culminó hoy una concentración y marcha alrededor de las calles más próximas al palacio de La Moneda, en la que participaron unos 3.000 funcionarios fiscales, protestando contra el reajuste del 4,3% concedido por el Ejecutivo y aprobado el miércoles por el Congreso Nacional.

Los manifestantes corearon frases contra los ministros del Interior, José Miguel Insulza y de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, exigiendo sus renuncias, luego de reunirse en la Plaza de la Constitución, entre las 12:00 y las 13:30 horas.

El presidente de la ANEF, Raúl de la Puente, dijo que la gente expresó su malestar "frente a este reajuste indigno, además el Gobierno no se quiere dar cuenta de esta gran fuerza que está emergiendo, ojo con ella".

Por su parte, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Arturo Martínez, dijo que la última concentración y marcha de los empleados fiscales, era para repudiar al Gobierno, a los parlamentarios, "porque se quedaron con una parte importante de la remuneración de los trabajadores".

Aclaró que la etapa que termina "la vamos a continuar en el momento oportuno, y el Gobierno tiene que tener claro que tendrá que pagar un costo político, porque los trabajadores no somos tontos y sabemos quienes no votaron por nosotros. En este caso todo el Parlamento estuvo contra los trabajadores, también el Gobierno".

Martínez, precisó que el Gobierno terminó por darle el gusto a los empresarios, "no quieren gasto público, y también están a tono con el Fondo Monetario Internacional, y además quiere enfrentar el tema del desempleo a costa de los funcionarios públicos".

El presidente de la CUT admitió la derrota temporal de los trabajadores, pero dijo que "indudablemente la lucha se reiniciará en cualquier momento".

Agregó que el movimiento en cierne exigirá que se cambie la actual política económica, insistiendo que las relaciones con el Gobierno y los parlamentarios se han resquebrajado.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores