Intensifican fiscalización para evitar venta e fuegos artificiales

El temor al eventual incremento en la venta ilegal de estos elementos se debe a que por primera vez en Chile los particulares no podrán adquirirlos, ya que una normativa dictada en mayo de este año prohibe la fabricación, importación, venta, distribución y entrega a cualquier título de estos productos.

16 de Diciembre de 2000 | 11:43 | Agencias
SANTIAGO.- Carabineros intensificará la fiscalización durante estas fiestas de fin de año, ante el posible aumento de la distribución y venta de fuegos artificiales no autorizados.

El temor al eventual incremento en la venta ilegal de estos elementos se debe a que por primera vez en Chile los particulares no podrán adquirirlos, ya que una normativa dictada en mayo de este año prohibe la fabricación, importación, venta, distribución y entrega a cualquier título de estos productos.

Por esto, se quiere evitar que un posible comercio clandestino pudiera dejar expuestos a los niños a los riesgos inherentes que vienen aparejados a su manejo inadecuado.

Con el fin de prevenir y educar a la población, el profesor de la facultad de Medicina de la Universidad de Chile, doctor René Artigas, -quien cuenta con 50 años de experiencia en el tratamiento de quemaduras- dio a conocer los riesgos que implican los distintos tipos de fuegos artificiales.

El especialista mencionó que en el caso de las populares estrellitas siempre existe el peligro de que se desprendan trozos encendidos que pueden caer en los ojos, provocando quemaduras y ceguera.

Las viejas y petardos suelen no explotar y al tratar de recuperarlos muchas veces revientan en las manos. En algunas ocasiones, el roce con la ropa provoca que estallen en los bolsillos.

Además, el calor excesivo de estas fechas y la poca humedad en el aire, favorece su combustión espontánea.

Los voladores deben manejarse con cuidado, no enterrarlos en la tierra, pues no tendrán la fuerza necesaria para elevarse y, en consecuencia, explotarán en el suelo.

Si se los ubica uno al lado del otro pueden provocar estallidos en cadena. Las bombas de por sí son peligrosas, en directa relación con su potencia y cercanía a la combustión de éstas y, por lo general, ocasionan lesiones muy severas.

"Hay que tener presente que todos los fuegos artificiales, sin excepción, son riesgosos y su manejo requiere experiencia y mucho cuidado. Por eso se ha prohibido su uso", advirtió el especialista.

Sin embargo, precisó que si alguien decide infringir la ley y poner en riesgo a sus hijos, es bueno que tome algunas medidas precautorias. "Respecto al uso de viejas y petardos, si no explotan hay que darlos por perdidos y nunca tratar de tomarlos con las manos. En estos casos se recomienda pisarlos con un zapato de suela gruesa, nunca con zapatillas. Tampoco hay que cargarlos en los bolsillos, hay que llevarlos en un bolso y siempre en pequenas cantidades", enfatizo Artigas.

Agregó que "para encender los voladores, la mejor forma es colocarlos en botellas de boca ancha y de forma chata, porque desde allí se pueden elevar sin dificultad. De las bombas y estrellitas hay que estar lo mas lejos posible".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores