Hoy entró en vigencia nuevo sistema judicial en dos regiones

Aunque legalmente el sistema comenzó a regir a la hora cero de este sábado, el presidente Ricardo Lagos encabezó el acto oficial al mediodía en la localidad de Vicuña, en la región de Coquimbo, 533 kilómetros al norte de Santiago.

16 de Diciembre de 2000 | 13:29 | EFE
SANTIAGO.- Una ambiciosa reforma del sistema judicial se puso hoy en marcha en el país, al entrar en vigor un nuevo mecanismo de enjuiciamiento criminal en las regiones de Coquimbo y de La Araucanía.

Aunque legalmente el sistema comenzó a regir a la hora cero de este sábado (03:00 GMT), el presidente Ricardo Lagos encabezó el acto oficial al mediodía en la localidad de Vicuña, en la región de Coquimbo, 533 kilómetros al norte de Santiago.

De forma paralela, otras autoridades hicieron lo propio en Temuco, capital de La Araucanía, a 672 kilómetros al sur de la capital chilena.

Considerada la reforma más profunda de la justicia chilena en más de cien años, el nuevo sistema procesal penal introduce los juicios orales y públicos, crea las fiscalías y defensorías públicas y termina con la existencia de un juez único que cumplía las funciones de investigador, acusador y sentenciador.

El nuevo sistema se extenderá en octubre del 2001 a las regiones de Antofagasta, Copiapó y del Maule; desde el 2002 se aplicará en la Región Metropolitana de Santiago y, en el resto del país, durante el año 2003.

En términos prácticos, el nuevo sistema contará con 809 jueces, orales y de garantía, 642 fiscales del Ministerio público y 417 defensores, con una dotación total de 7.500 funcionarios, lo que sumado a la construcción de 300 nuevos edificios implica una inversión de 500 millones de dólares.

También la reforma significó la creación de un nuevo funcionario: el Fiscal Nacional, cuyo primer titular es Guillermo Piedrabuena, nombrado por el presidente de la república -le correspondió hacerlo a Eduardo Frei- de una quina de candidatos propuestos por la Corte Suprema.

A juicio de Piedrabuena, la piedra angular del nuevo procedimiento son los fiscales, que cumplirán la función de investigar las causas.

"Su trabajo tendrá la difícil, pero gratificante misión de otorgar transparencia y modernidad a un sistema que hoy no goza de una evaluación positiva de parte de la ciudadanía", afirmó.

Según el Fiscal Nacional, la puesta en marcha de la reforma implicará además un cambio cultural en Chile.

"Tenemos una nueva justicia en Chile", comentó por su parte el ministro de Justicia, José Antonio Gómez, para quien las mayores ventajas del nuevo sistema en comparación con el anterior son su mayor agilidad y su transparencia.

"La gente va a saber por qué se falla a favor o en contra de alguien, ya que va a tener la posibilidad de observar los juicios", aseguró.

Las autoridades admitieron que llevará un tiempo lograr un funcionamiento óptimo del nuevo sistema, que según una encuesta de la Fundación Futuro, es desconocido para un 52 por ciento de los chilenos.

En La Serena, capital de la región de Coquimbo, el fiscal de turno debió atender un caso de agresión a puñaladas, con un herido grave, y en Temuco la policía detuvo a dos individuos en el momento en que robaban un vehículo.

Los autores de estos delitos pasarán a la historia como los primeros chilenos en ser sometidos a un juicio oral y público.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores