Iglesia de Santiago promueve iniciativas solidarias para Navidad

Los proyectos de apoyo a los más necesitados, impulsados por vicarías, parroquias, capillas, colegios, organizaciones pastorales y sociales, han tenido una amplia acogida entre la población. Dos ejemplos de ellos los constituyen la "Caja de Navidad" y "Navidad en la calle".

20 de Diciembre de 2000 | 16:12 | ORBE
SANTIAGO.- Amplia acogida han tenido entre los fieles y personas de buena voluntad las iniciativas solidarias promovidas por la Iglesia de Santiago, a través de vicarías, parroquias, capillas, colegios y organizaciones pastorales y sociales.

Dos ejemplos de esta labor de apoyo a los más necesitados lo constituyen la "Caja de Navidad" y "Navidad en la calle".

La campaña de "Caja de Navidad" se inició hace 12 años en la Parroquia de Nuestra Señora de las Mercedes, Vitacura, de la zona Cordillera, oportunidad en que se reunieron 250 cajas.

En la actualidad, la cifra se eleva aproximadamente a 60 mil cajas solamente en Santiago. Hoy gracias al impulso dado por la Comisión Nacional del Jubileo 2000 esta idea es promovida por otras diócesis del país, jardines infantiles y también los centros comerciales que quisieron hacerse parte de este espíritu durante el Año Santo.

Esta campaña promueve que una familia done una caja con alimentos no perecibles y haga entrega de ella a otra de escasos recursos. La donación se hace a través de la parroquia respectiva.

Por otra parte, los malls de la cadena Plaza Vespucio, que han trabajado en coordinación con el Jubileo 2000, tienen cajas a disposición en lugares accesibles, donde las personas las pueden adquirir y devolver con alimentos no perecibles, para que luego sean distribuidas por Caritas Chile.

Navidad en la calle

Otra iniciativa es la denominada "Navidad en la Calle", organizada por la Vicaría de la Pastoral Universitaria y que tiene por finalidad acompañar en la Nochebuena del 24 de diciembre, a las personas más marginales de la sociedad.

De esta manera, grupos universitarios salen a las calles después de celebrar la Eucaristía, a compartir la buena nueva del Nacimiento de Jesucristo con vagabundos, personas solas, abandonadas, visitando hospitales, hogares de ancianos y otros lugares.

A todos a quienes visitan les llevan una palabra de esperanza, un regalo y además de compartir un café, un té, o una bebida, junto a un trozo de pan de pascua y una grata conversación.

Cada Navidad, aproximadamente, unos 250 jóvenes y 300 universitarios, con una preparación previa, participan con entusiasmo en esta campaña.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores