Ministro Orrego y Cámara de la Construcción discutieron medidas para reactivar el sector

La mantención del número de subsidios del Programa Especial de Trabajadores, PET para el próximo año y el conjunto de medidas propuestas por la Cámara Chilena de la Construcción para reactivar el sector, analizaron hoy el ministro de Vivienda, Urbanismo y Bienes Nacionales, Claudio Orrego, y el titular de esa entidad gremial, Juan Ignacio Silva.

20 de Diciembre de 2000 | 20:28 | ORBE
SANTIAGO.- La mantención del número de subsidios del Programa Especial de Trabajadores, PET para el próximo año y el conjunto de medidas propuestas por la Cámara Chilena de la Construcción para reactivar el sector, analizaron hoy el ministro de Vivienda, Urbanismo y Bienes Nacionales, Claudio Orrego, y titular de esa entidad gremial, Juan Ignacio Silva.

En la oportunidad, el Ministro Orrego, coincidió con Silva respecto al efecto reactivador y multiplicador en materia de asignación de recursos del Programa PET, que - según dijo el Secretario de Estado- en poco tiempo y en forma focalizada puede reactivar la economía.

En la reunión de trabajo, el timonel de la Cámara solicitó a Orrego obtener más subsidios PET para el 2001 y mantener así el estándar logrado este año, cuando superaron los 19 mil gracias a que a los 11 mil habituales se sumaron 8 mil correspondientes a un llamado extraordinario, que abrió 4.500 puestos laborales.

Las medidas


Por otra parte, hasta marzo se dio como plazo el Ministro Orrego para estudiar, en conjunto con el Ministerio de Hacienda, las medidas reactivadoras propuestas por la Cámara Chilena de la Construcción.

Dos de ellas competen directamente al Ministerio de Vivienda: aumentar el número de subsidios habitacionales por un mecanismo de financiamiento del sector privado y recuperar intereses crediticios hipotecarios de la base imponible del global complementario.

En este sentido, Silva señaló que la Cámara espera que algunas de estas medidas puedan concretarse, pues son claras generadoras de empleo y pueden reducir el número de cesantes que tiene el sector.

Sostuvo además que las iniciativas tienen costos apenas marginales respecto del beneficio que presenta la mayor actividad que producen.

Tanto el ministro Orrego como Juan Ignacio Silva se manifestaron optimistas respecto de la situación económica del país el próximo año. "Será un mejor año en el mundo de la construcción", aseveró el Secretario de Estado y reconoció que el 2000 "ha sido muy difícil". Añadió que si los distintos actores pueden concordar mejores medidas, establecer mecanismos de trabajo y redefinir reglas del juego, este sector jugará un rol vital en la reactivación de la economía no sólo el próximo año, sino en la próxima década.

Ambos personeros coincidieron también en que el momento actual es propicio para endeudarse y comprar una vivienda, pues las tasas de interés están bajas, la inflación está controlada y hay una buena oferta de productos para comprar. En este sentido, el Ministro Orrego recordó que el beneficio del DFL2 sigue vigente, aunque en un tramo y magnitud inferior al inicial, pero sigue siendo un buen mecanismo que facilita adquirir una casa propia.

Nueva ordenanza de urbanismo y construcción


Más adelante el Ministro Orrego aprovechó la oportunidad para anunciar que, después de meses de trabajo con la Cámara, la Asociación Chilena de Municipalidades y el Colegio de Arquitectos, se dio término al proyecto de una Nueva Ordenanza General de Urbanismo y Construcción.

Según señaló, ésta clarifica normas, establece certeza en los temas inmobiliarios y construcción y agiliza procedimientos en el papel que jugarán los directores de obras y revisores independientes, entre otros aspectos.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores