Bala que mató a subinspector provenía del pistola de otro detective

Según un comunicado oficial de investigaciones "los resultados preliminares permiten establecer que la bala que impactó al subinspector César Rebolledo corresponde a la de un arma de los policías que actuó en dicho procedimiento".

21 de Diciembre de 2000 | 11:47 | Orbe
SANTIAGO.- La Policía de Investigaciones aclaró la muerte del subinspector César Rebolledo Muñoz, de 23 años, de dotación de la Brigada de Investigación Criminal Renca, ocurrida el pasado 16 de diciembre tras la persecución de delincuentes que habían asaltado un terminal de buses, estableciéndose que la bala que causó su fallecimiento no correspondería a las armas de los delincuentes sino a la pistola de otro de los detectives que participó en el operativo.

Según un comunicado oficial de la institución, "los resultados preliminares de la investigación policial practicada por la Brigada de Homicidios y las pericias balísticas del Laboratorio de Criminalística de esta policía, permiten establecer que la bala que impactó al subinspector César Rebolledo no corresponde a las armas que se encontraron en poder de los detenidos, sino que a la de uno de los policías que actuó en dicho procedimiento".

Por otra parte, se informó que hoy serán puestos a disposición del Décimo Octavo Juzgado del Crimen de Santiago cinco de los integrantes de la banda que perpetró el robo con intimidación a la garita de microbuses ubicada en calle La Boza 5698-A, comuna de Renca, hecho tras el cual fueron interceptados por detectives de la Brigada de Investigación Criminal Renca, falleciendo en un enfrentamiento el subinspector César Rebolledo Muñoz.

Asimismo, Investigaciones señaló que para perpetrar el delito los sujetos se concertaron aprovechando el conocimiento que uno de ellos tenía del funcionamiento del terminal de microbuses, por haber trabajado en el lugar.

Para su ejecución utilizaron armas de fuego cortas y un taxi, de propiedad de familiares de uno de ellos. Los sujetos, luego de intimidar y reducir al guardia de la garita y al propietario de los microbuses, como otras personas que los acompañaban, sustrajeron la recaudación del día que ascendía, aproximadamente, a 800 mil pesos.

Con el dinero en su poder se dieron a la fuga, siendo interceptados por personal de la Bicrim Renca que pasaba por el lugar.

Recalca, además, que en todo procedimiento policial se "corren riesgos. En situaciones de crisis los riesgos son mayores, por lo que no es posible descartar que se pueda producir una muerte accidental, no deseada, con las trágicas consecuencias descritas".

Finalmente, se indicó que los antecedentes de este operativo fueron puestos a disposición del Décimo Octavo Juzgado del Crimen de Santiago, cuyo titular determinará las responsabilidades criminales que correspondan.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores