Pedirán que la OEA interfiera en orden de arresto de Alejandra Matus

La decisión de la Justicia chilena ha sido duramente criticada por periodistas, escritores, parlamentarios y juristas chilenos, que han presentado tres recursos de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago, aunque todos han sido rechazados.

22 de Diciembre de 2000 | 17:32 | EFE
SANTIAGO.- El Colegio de Periodistas de Chile recurrirá a organismos internacionales para que se revoque la orden de arresto contra Alejandra Matus dictada el jueves por un juez especial, anunció hoy su presidente, Enrique Ramírez.

"Realizaremos esta acción porque no es posible que la profesional, quien actualmente reside en Estados Unidos, haya tenido que pedir asilo político si en Chile existe democracia. Por ello, recurriremos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA", explicó Ramírez.

El dirigente señaló que tiene la esperanza de que el presidente de Chile, Ricardo Lagos, indulte a la escritora y periodista, porque "una orden judicial de este tipo demuestra que en el país está prohibido hacer un periodismo de investigación, independiente y profundo".

Además, el Colegio de Periodistas emplazó a la Asociación de Periodistas Europeos a pronunciarse sobre la situación que afecta a la profesional chilena.

"Queremos que nuestros colegas de Europa y Latinoamérica adopten acciones concretas que permitan que en Chile sea realidad la libertad de expresión", recalcó.

Un juez ratificó ayer, jueves, la orden de detención contra Alejandra Matus, quien tuvo que asilarse en Estados Unidos el año pasado al ser perseguida por la publicación de "El libro negro de la justicia chilena", cuya circulación fue prohibida en Chile.

Servando Jordán, miembro de la Corte Suprema, se querelló contra Matus acusándola de infracción de la Ley de Seguridad del Estado y pidió su detención en abril de 1999 al sentirse afectado por el libro, que revela casos de corrupción, nepotismo y abusos de poder cometidos por altos miembros del Poder Judicial.

Jordán basó su acción judicial en un artículo de dicha ley que sanciona a quienes "difamen, injurien o calumnien" a las autoridades, y que, según observaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), no debería existir en un sistema democrático.

"Esta decisión me cierra definitivamente las puertas de Chile, por lo menos en 13 años", declaró Alejandra Matus ayer desde Miami, donde vive desde que solicitó y obtuvo asilo político en Estados Unidos.

En declaraciones telefónicas a Televisión Nacional de Chile, la periodista denunció que durante casi todo el proceso su defensa no tuvo acceso al expediente.

"Innumerables han sido los atropellos a mi derecho a una debida defensa en esta causa, ésa es una de las razones por las cuales me encuentro en calidad de asilada política en EEUU", señaló Matus.

La decisión de la Justicia chilena ha sido duramente criticada por periodistas, escritores, parlamentarios y juristas chilenos, que han presentado tres recursos de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago, aunque todos han sido rechazados.

La periodista, ganadora de los premios Ortega y Gasset y Hellman-Hammett, denunció su caso a mediados del año pasado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

Tras sus argumentos la Comisión ordenó al Estado chileno adoptar "medidas cautelares" destinadas a garantizar la libertad de expresión, en respuesta a la prohibición del libro.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores