Fach comprará aviones F-16

El Presidente Ricardo Lagos optó por la adquisición de los aviones de combate, fabricados en Estados Unidos, cuya principal característica es que posee gran maniobrabilidad y alta autonomía.

27 de Diciembre de 2000 | 12:09 | Orbe
Vea el F-16 en vuelo (video de Lockheed Martin, formato Quick Time).

SANTIAGO.- El Presidente de la República, Ricardo Lagos, dispuso el inicio de las negociaciones para la compra de los aviones F-16, pertenecientes a la empresa norteamericana Lockheed Martin, para renovar la flota de aeronaves A-37 Dragonfly de la Fuerza Aérea de Chile, en el marco del proyecto de modernización de la institución castrense.

El Mandatario optó por la adquisición de los F-16, fabricados en Estados Unidos, cuya principal característica es que posee gran maniobrabilidad y alta autonomía.(Foto de Lockheed Martin)

Este modelo tiene 30 años de fabricación, sin embargo, la versión que se ofrece para Chile cuenta con tecnología de última generación en electrónica y "aviónica".

Asimismo, posee un motor poderoso y su costo de mantenimiento es medio, pero tiene restricciones para la instalación de armamento, tales como misiles de medio alcance, aire-aire y aire-superficie.

Actualmente, el F-16 es el avión de combate principal de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y de otras más de diez instituciones armadas de otras naciones.

El F-16 es escogido por su combinación de un avanzado diseño, capacidades de multirrol y su accesibilidad en precio y costo operacional. Asimismo, produce economías de escala en su adquisición, logística, entrenamiento y operación debido a que se le han incorporado armas sofisticadas, además de sistemas nocturnos para todo tipo de condiciones adversas y meteorológicas.

Esta nave es la única de combate multirrol que se está produciendo para Estados Unidos, esperándose que sean renovados el 2010 cuando comience a utilizarse el F-22.

"Estamos muy contentos de que la Fuerza Aérea de Chile haya elegido el F-16 como el avión para modernizar su flota y esperamos trabajar junto a ellos como los más recientes miembros de la familia del F-16", dijo Dain Hancock, presidente de Lockheed Martin Aeronautics Company. "El programa F-16 dota a Chile con el más exitoso avión de combate multi-rol en el mundo, con el beneficio adicional de su interoperatividad con la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y muchas otras fuerzas aéreas del mundo", destacó Hancock.

En tanto, Ron Covais, presidente regional de Lockheed Martin, agregó que "creemos que Chile y Latinoamérica son regiones importantes por su crecimiento económico. La selección del F-16 puede ser la base para ampliar relaciones de largo plazo entre los gobiernos de Chile y Estados Unidos y entre sus fuerzas aéreas y Lockheed Martin".

Mirage 2000-5

Otra de las opciones que barajó la Fuerza Aérea fue el Mirage 2000-5, fabricado por el consorcio francés Dassault, cuyo modelo lleva 15 años en el mercado, pero sus sistemas son muy modernos.

Este avión es el que tiene mayor alcance efectivo, ya que con una carga de dos bombas podría volar desde Santiago a Sao Paulo, Brasil, ida y vuelta sin necesidad de reabastecerse.

Al mismo tiempo, el Mirage 2000-5 tiene entre sus características más sobresalientes poder disparar simultáneamente contra varias amenazas, hacia arriba o hacia abajo, con una automaticidad sin equivalente.

Presenta, además, una autoprotección extraordinariamente mejorada, mediante un sistema de contramedias programables y actualizables. Este sistema va totalmente integrado en la célula del avión, lo que permite reservar puntos de fijación bajo las alas y el fuselaje para los armamentos y los tanques de combustible externos.

Por otra parte, necesita de un mantenimiento integrado muy leve, debido a un dispositivo de pruebas automáticas de los equipos y del motor.

Dicho dispositivo va integrado desde el origen en la célula y genera una calidad excepcional de informaciones, siendo los únicos aviones dotados de este sistema.

Respecto a las diferencias con las otras opciones barajadas por el Gobierno, el Mirage necesita menos personal para su mantención y resulta más rápido para ponerlo en servicio.

En ese sentido, por ejemplo, el cambio de un reactor se realiza en menos de una hora, sin necesidad de instalar el avión sobre gatos.

Asimismo, tampoco tiene restricciones para incorporar armamento de mediano y largo alcance, a diferencia de los F-16 norteamericanos de la Lockheed Martin. Sin embargo, el mandatario descartó este modelo.

Gripen

Al mismo tiempo, la institución también estudió en su oportunidad el Gripen de los suecos Saab. Esta aeronave combina nuevos sistemas de aviónica basados en experiencia y controlados por software, materiales modernos, un avanzado diseño aerodinámico, un motor bien probado y sistemas completamente integrados para producir un avión de combate verdaderamente polivalente.

El Gripen ofrecía una gran agilidad, además de avanzados sistemas de adquisición de blanco -incluyendo un potente radar multifunción- armas modernas, bajas signaturas medioambientales y un amplio paquete de guerra electrónica, atributos que se traducen en un máximo de flexibilidad operativa, éxito de misiones y altos niveles de supervivencia en diversos escenarios de combate.

El vuelo ascendente de este avión es de menos de tres minutos a 14 kilómetros. En tanto, su velocidad máxima es Mach 1,15 a baja altitud y Mach 2,0 a gran altitud.

En cuanto a su aceleración, ésta es de aproximadamente 30 segundos desde Mach 0,5 a Mach 1,1 a baja altitud.

Para desempeñar sus tres tareas esenciales, se puede equipar el Gripen con una variedad de armas y otros equipos externos. También lleva un cañón de 27 milímetros en montaje interior.

Dentro de las opciones de armas, éstas incluyen avanzados misiles aire-aire de mediano alcance (AMRAAM); misiles aire-aire de corto alcance (SRAAM) "Sidewinder" o de nueva generación;misiles rozaolas y antibuque;avanzados sistemas portadores de armas (DWS); armas aire-tierra (Maverick, contendores lanzacohetes); sistemas activos/pasivos de guerra electrónica (EW); sistemas de reconocimiento externos e internos;y tres depósitos externos de combustible. Pese a estas características, lagos se inclinó por el F-16, el cual tenía la primera opción de parte de la Fach.

Con esta adquisición se acorta la distancia final que pretende realizar el proyecto de modernización que contempla renovar en un plazo de quince años la totalidad de las unidades de combate de la Fach, varias de las cuales ya están obsoletas, como es el caso de los aviones A-37 "Dragonfly", construidos en los años 60 y operativos en Chile desde mediados de los '70.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores