Piden terminar con discriminación a mujeres en las Isapres

El senador Carlos Ominami (PS) propuso uniformar una cobertura básica obligatoria para todos los beneficiarios, que considere las atenciones de salud vinculadas a la maternidad y las prestaciones más comunes de las mujeres.

13 de Agosto de 2001 | 17:10 | ORBE
SANTIAGO.- El senador del Partido Socialista (PS) Carlos Ominami propuso uniformar en las Isapres "una cobertura básica obligatoria para todos los beneficiarios, que considere las atenciones de salud vinculadas a la maternidad y las prestaciones más comunes de las mujeres", luego de conocerse un estudio realizado por el Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), que reveló que el sistema privado les cobra incluso un 310 por ciento más que a los hombres respecto de un mismo plan.

Así lo indicó tras reunirse con la ministra directora del Sernam, Adriana Delpiano, a quien entregó esta propuesta, añadiendo que también es necesario establecer "un mecanismo de compensación de riesgo por sexo y edad que impida que a las mujeres y a los ancianos les cobren un precio mayor respecto de las prestaciones de esa cobertura básica obligatoria".

Según el estudio del Sernam, realizado a partir de precios que seis Isapres representativas del mercado cobran por planes de salud ofrecidos en el año 2000 para la familia tipo, el sistema encarece la afiliación de las mujeres atribuyéndoles en exclusiva el costo de la maternidad.

No obstante lo anterior, respecto de los planes de salud sin cobertura maternal ("planes sin útero") las Isapres igualmente les cobran a las mujeres en promedio el doble que a los hombres, presumiendo que aún sin contar con las prestaciones de maternidad, éstas las utilizarán las prestaciones de salud de su plan más del doble o de lo que lo haría un hombre.

Al respecto, la ministra Delpiano señaló que la maternidad no es sólo un diferencial de costo a considerar entre hombres y mujeres en materia laboral, previsional o de salud, sino que es una función que compete a hombres y mujeres por igual y que, por lo tanto, no puede constituirse en una traba que impida a las mujeres acceder en igualdad de condiciones con los hombres al trabajo, la salud o los beneficios previsionales.

"La maternidad no es un bien individual, y mucho menos sólo de las mujeres. Es una función social y -por ende- debemos reconocer la responsabilidad común entre hombres y mujeres en cuanto al nacimiento, cuidado, educación y desarrollo de sus hijos", concluyó la ministra.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores