Douglas Tompkins dispuesto a ceder terrenos al sur de Chaitén

Las 85 mil hectáreas serían destinadas a un Parque Nacional que sería administrado por la Conaf.

29 de Octubre de 2003 | 16:53 | ORBE
VALPARAISO.- El empresario estadounidense Douglas Tompkins está dispuesto a ceder al Estado chileno 85 mil hectáreas de terrenos al sur de Chaitén, para destinarlo a un Parque Nacional que sería administrado por la Corporación Nacional Forestal (Conaf), pero no a modificar el protocolo complementario del acuerdo firmado con el Gobierno el año 1997, en términos que no se ajusten específicamente a lo que estipula la ley.

Así lo dio a conocer a los integrantes de la comisión de Medio Ambiente del Senado, quienes llegaron hasta la provincia de Palena para conocer, en el mismo terreno, los alcances que tendría para Chile la declaración de Santuario de la Naturaleza de una gran extensión del Parque Pumalín, como asimismo, la situación de los colonos de la zona.

Los miembros de la comisión fueron recibidos por el director de la fundación que administra el Parque Pumalín, Carlos Cuevas, quienes se trasladaron en barcazas hasta Caleta Gonzalo y por tierra hasta Reñihué, para continuar en barcazas hasta Río Negro Hornopirén, donde se reunieron con el alcalde de Hualaihué, Eduardo Sanhueza, y representantes de la comunidad.

Los legisladores se mostraron confiados en que se podrán acercar posiciones para llegar a un protocolo que compatibilice los intereses de Chile con la protección del medio ambiente y el incentivo turístico.

Pero el optimismo de los senadores se contrasta con la férrea posición de Tompkins, quien confía plenamente en la "buena administración de Lagos, que ha hecho bien su tarea y está realizando sus propias investigaciones".

El empresario anticipó que la declaración de Santuario de la Naturaleza del Parque Pumalín es más que nada "algo simbólico", que ha esperado 13 años para que ello se concrete y que está dispuesto a seguir esperando, pero no a dejar por explícito nada que no le exija la ley, incluyendo el establecimiento de una franja que garantice la habilitación de un camino, para no interrumpir la unidad territorial.

Al respecto, Tompkins sostuvo que "no es necesario, porque el gobierno tiene todas las herramientas. No hay ninguna prohibición de transitar por el área y si quiere hacer caminos alternativos, puede expropiar, tiene las leyes para hacerlo".

En tanto, el ecologista alegó que por ser extranjero lo tienen "bajo la lupa" y se quiere buscar otras intenciones, diferentes a las suyas como son proteger y conservar toda la vegetación que se caracteriza por su exuberancia y abundancia, donde se pueden apreciar principalmente alerces, coihues, mañíos, cipreces de las guaitecas, tepa y una gran variedad de helechos gigantes.

Pero se trata de que el Parque Pumalín con sus 350 mil hectáreas, el mayor proyecto de conservación privado a nivel mundial, sea accesible a los jóvenes mochileros o que lleguen en bicicletas cruzando los senderos para encontrarse de lleno con la naturaleza. Parte de este objetivo lo está logrando, ya que el año pasado de siete mil 500 visitantes, el 60 por ciento correspondió a chilenos y un alto porcentaje de estos a jóvenes.

Lo cierto es que Tompkins lo único que está dispuesto a revisar es la situación puntual de "algún colono", ya que entregó un completo informe a los senadores sobre cada uno de ellos, con nombres y apellidos, y la solución caso a caso.

Asimismo, señaló que hay muchos que sólo desean vender y reconoció que estaría dispuesto a comprar aunque "no grandes extensiones", sin mencionar en cuantas hectáreas más pretende ampliar el Parque Pumalín, al que se puede acceder en vehículos normales por la vía gravillada que lo atraviesa.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores