Perfil de Insulza, futuro Secretario General de la OEA

Si todo se da como se espera, y luego de una complicada carrera por el cargo, este lunes José Miguel Insulza será el líder de la organización de Estados Americanos.


Este lunes Insulza podría tomar la jefatura de la OEA.

Ahora, el misterio es quién será el nuevo ministro del Interior.
SANTIAGO.- Podría decirse que el cargo de Secretario General de la OEA es para José Miguel Insulza la coronación de una extensa y exitosa carrera política en Chile.

Hoy, con la bajada de candidatura del canciller mexicano Luis Ernesto Derbez, se terminan meses de incertidumbre, que tenían al "Panzer", como se le conoce a Insulza en el círculo político, en veremos sobre su futuro en el organismo internacional.

El actual ministro del Interior José Miguel Insulza Salinas, quien tiene tres hijos y está casado con Georgina Nuñez, nació el 2 de junio de 1943. Realizó la totalidad de sus enseñanza básica y media en el Colegio Saint George.

Durante su periodo universitario, Insulza mostró su interés por el servicio público. Fue Vicepresidente de la Federación de Estudiantes de Chile (FECH) y de la Unión de Federaciones Universitarias de Chile (UFUCH). Tras titularse como abogado, realizó un post grado en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y después consiguió un Master of Arts en Ciencia Política en la Universidad de Michigan, en Estados Unidos.

En el año 1973 ingresó a la esfera docente cuando comenzó a hacer clases de Teoría Política en la U. de Chile y de Ciencia Política en la U.Católica. Ese mismo año se dedicó a asesorar al Ministerio de Relaciones Exteriores y a sus tareas como Director de la Academia Diplomática de Chile.

En 1981 fue exiliado por el Gobierno Militar a México. Durante ese tiempo se dedicó a efectuar labores investigativas en el Instituto de Estudios de Estados Unidos en el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), institución que posteriormente llegó a dirigir. Además, siguió haciendo clases en la Universidad Iberoamericana y del Instituto de Estudios Diplomáticos.

1990: Año intenso

El año 1990 fue intenso para Insulza. Tras retornar a Chile, asumió varios cargos en el país. Entre otras ocupaciones fue designado miembro de la Asociación Chilena de Ciencia Política y Director de Asuntos Económicos Multilaterales del Ministerio de Relaciones Exteriores, además de miembro del Consejo Chileno de Relaciones Exteriores.

Su ascendente carrera política se vio coronada el 11 de marzo de 1994 cuando juró como Subsecretario de Relaciones Exteriores del electo Presidente Eduardo Frei. El 20 de septiembre de ese mismo año asumió como Canciller, llevando a cabo una intensa labor.

El grueso de su actividad como canciller la centró en materias de carácter económico. También estuvo preocupado de la modernización administrativa y la profesionalización de la Cancillería.

Tal vez su triunfo más relevante como Ministro de Relaciones Exteriores sea la asociación de Chile al Mercosur (en octubre de 1996). Además, encabezó la etapa final de las exitosas negociaciones para integrar a Chile al Foro de Cooperación Económica del Asia-Pacífico, (APEC), una meta muy ansiada por La Moneda.

Insulza también trabajó en el desarrollo de los conflictos limítrofes con Bolivia y Argentina. En cuanto a Bolivia, él reiteró la postura chilena de disposición a reanudar lazos diplomáticos y planteó que ciertamente perjudica la integración bilateral el mantener vínculos sólo a nivel de consulados.

Del mismo modo, el Canciller se mostró totalmente contrario a la presentación en Chile de propuestas alternativas al tratado de Campo de Hielo Sur, ya que adujo que ese tipo de iniciativas son erróneas y debilitaba la posición nacional de férreo compromiso con el pacto firmado en 1991. "A nosotros nos conviene quedarnos con el Tratado de Campo de Hielo Sur e insistir en su aprobación, comentó en su momento.

Insulza trabajó hacia un acuerdo con la Comisión Europea. En 1998 consiguió el primer paso para crear una zona de libre comercio entre Europa y los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) y Chile en los primeros años del próximo siglo. Otros temas que le tocó enfrentar fueron la situación de Cuba y su retorno a la OEA y el conflicto con Perú.

Su trance más difícil como canciller

Sin duda, el gran evento en el que Insulza debió recurrir a toda su pericia diplomática fue la detención del ex general Augusto Pinochet en Londres. Muchos han visto una contradicción vital en las intensas gestiones que, siendo socialista, realizó para devolver a Chile a Pinochet.

Sin embargo, Insulza tuvo que repetir hasta el cansancio que "lucha por principios y no por personas" ya que, según él, "Chile cuenta con un poder judicial capacitado para juzgar a Pinochet".

Tras su protagónica actuación en el caso, Insulza fue removido en 1999 a la Secretaría General de la Presidencia y en su lugar ingresó Juan Gabriel Valdés.

En ese puesto mantuvo intacta su capacidad negociadora, pero esta vez para resolver conflictos dentro del país.

Desde el año 2000, José Miguel Insulza trabaja para la administración Lagos. El primer mandatario lo designó Ministro del Interior (el segundo socialista que llega a ese cargo), por lo que se ha desempeñado como la mano derecha del Primer Mandatario y en su principal consultor de gestiones.

Tras cinco años como titular de esa cartera, Insulza levantó su candidatura para ocupar el cargo de Secretario General de la OEA. Una opción que no le ha sido fácil, pero que al parecer se concretará este lunes 2 de mayo, en la asamblea de la organización.
El Mercurio en Internet
Viernes, 29 de Abril de 2005, 13:09
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Nacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion