Cultivo de tomates chilenos reemplaza uso de cuestionado pesticida

Un proyecto piloto investiga nuevos sistemas de desinfección en cultivo de tomates de la Séptima Región, utilizando agentes naturales en vez de compuestos químicos restringidos como el bromuro de metilo.


SANTIAGO.- Los tomates serán una de las primeras hortalizas chilenas en reemplazar durante su cultivo el uso de un pesticida restringido en el resto del mundo, gracias a un proyecto que respalda la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), del Ministerio de Agricultura.

Se trata del bromuro de metilo, un compuesto químico que la agricultura tradicional ocupa para desinfectar suelos y eliminar plagas, y cuyo uso debería eliminarse completamente en el año 2015.

El reemplazo del compuesto avanza de manera piloto en predios de Colín, Séptima Región, donde los investigadores han comprobado que existen otras alternativas naturales para mantener sanos los almácigos de tomates.

Entre las alternativas que se han probado con éxito hasta la fecha, destaca el uso de la bio-fumigación, que consiste en incorporar restos de organismos vivos que en su proceso de descomposición sirven para esterilizar suelos y controlar plagas, tales como los del repollo.

También se han estudiado los efectos de la vaporización y el uso del Metam sodio, con similares resultados positivos.

Gabriela Casanova, jefa de la Unidad de Estudios y Proyectos de FIA, explica que mediante el proyecto "estamos buscando nuevas alternativas de control de enfermedades para las hortalizas chilenas, que sean amigables con el medio ambiente y que al mismo tiempo se adapten a las posibilidades económicas y culturales de los productores involucrados".

El proyecto financiado por FIA lo ejecuta el Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA Raihuén, asociado con el Servicio de Asesorías a Empresas Limitada (SAE LTDA), y trata de encontrar sistemas de desinfección alternativos al bromuro de metilo para el control de hongos y nemátodos de suelos en almácigos de tomate y en los camellones de plantación, además de analizar económicamente estas alternativas con productores de la Séptima Región.

Bromuro de metilo

El bromuro de metilo se emplea extensamente para desinfectar suelos, eliminar plagas de insectos, hongos, bacterias o malezas y aplicar cuarentenas a productos.

Su uso comenzó en la década del ´40 y se empleó en agricultura por más de cuatro décadas por su extensa y rápida acción. Sin embargo, análisis posteriores demostraron que dañaba la capa de ozono.

En 1987, nuestro país asistió a una reunión en Canadá donde se comprometió a eliminar progresivamente el uso de sustancias que agotan la capa, entre ellas, el bromuro de metilo. El acuerdo se conoce como "Protocolo de Montreal".

Durante este año, Chile debería ser capaz de reducir en un 20% el uso de este compuesto, para llegar a su total eliminación el año 2015.

Nuestro país prohibió la importación de bromuro de metilo a contar del primero de enero de este año.
El Mercurio en Internet
Viernes, 8 de Julio de 2005, 11:08
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Nacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion