Chilenos engordan al menos dos kilos en Fiestas Patrias

Combinar los alimentos y no mezclar bebidas, cambiar el choripán por pickles, palmitos y champiñones, aumentar el consumo de carnes de aves, optar por el lomo liso y no carnes rojas, entre otros parecen ser la clave del difícil equilibrio dieciochero.

14 de Septiembre de 2005 | 08:55 | Bernardita Ochagavía M., El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- Parece una maldición, pero no es más que la cruda y triste realidad de Fiestas Patrias. No hablamos del balance de accidentes de tránsito ni de detenidos, que generalmente se hace tras estas festividades, sino de algo tan grato y esperado por muchos como es el buen asado, las ricas empanadas, la chicha, el vino, y el pebre cuchareado.

Esta dieta, aparentemente saludable e inofensiva, no es más que una "bomba dieciochera" que puede aumentar la ingesta de calorías hasta en un 60%. Es decir, si en promedio se consumen entre 2 mil y 2 mil 500 calorías por persona diariamente, este consumo puede incluso sobrepasar las 4 mil calorías diarias, entre las comidas y bebidas.

Si esta cifra se multiplica por los tres días que este año tendrán los chilenos para disfrutar de un fin de semana largo, se puede concluir de forma lapidaria que nuestro peso aumentará en al menos 2 kilos durante estas Fiestas Patrias.

Aun cuando las calorías son para muchos un tema recurrente en la dieta diaria, incluso a veces más que un dolor de cabeza, durante estas festividades no debiera ser lo único a tomar en cuenta en materia de alimentación.

Todos los años los servicios de urgencia reciben durante estas celebraciones un número importante de pacientes afectados por cirrosis hepática, descompensación, pancreatitis, gastritis, vómitos y diarreas, producto de la, a veces, exagerada ingesta de carnes, aliños, grasas y alcohol.

El nunca bien ponderado equilibrio

Tomar sólo una copa de vino tinto al día, comer principalmente carnes blancas sin cuero, evitar el choripán, preferir ensaladas verdes, disminuyendo el consumo de papas mayo y choclos, y dejar de lado la siesta parecen ser parte de una pesadilla.

Pero como nada es perfecto y celebrar el 18 de septiembre a lo grande es casi un mandamiento en Chile, lo único que queda es buscar el equilibrio para hacer de esta festividad un buen recuerdo que perdure más allá del lunes siguiente.

Para ello, el primer paso está en combinar los alimentos y no mezclar bebidas de diferentes tipos y grados alcohólicos. Segundo, si uno va a beber es preferible que sea vino o chicha que tienen menos gradación alcohólica; en el aperitivo cambiar el choripán por pickles, palmitos y champiñones, acompañados de una salsa de yogur con ciboulette; en el asado aumentar el consumo de carnes de aves, pero si se comen carnes roja preferir el lomo liso, el asiento, o la posta que tienen menos grasa, y en cuanto a la carne de cerdo, optar por la pulpa.

Tema aparte, pero no menos importante, es la ingesta de verduras como acompañamiento de las carnes. Al respecto el nutricionista del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, Roberto Gabarroche, prefiere dejar claro que "es necesario equilibrar el consumo, puesto que si se come más carne balancearlo con la mayor ingesta de verduras", ojalá de bajo aporte calórico –explica- como la espinaca, lechuga, repollo, rabanitos, achicoria y acelga.

"Habría que restringir la papa porque no es una verdura sino un cereal. El choclo también es un cereal, pero es más recomendable porque tiene más fibra lo que regula la digestión", advierte.

Respecto a los tragos alcohólicos, el nutricionista es categórico. "La ingesta de alcohol es más perjudicial que el de carnes porque son calorías vacías que se depositan en el tejido adiposo como grasa".

En ese sentido recomienda el vino tinto ante todo, puesto que si bien puede aportar las mismas calorías que un vaso de cerveza "el vino tiene otro origen, que es más natural y también por el tema de los antioxidantes, es mucho más ventajoso".

Respecto a la chicha, Gabarroche asegura que "el problema es que tiene mucho aporte de azúcar lo que aumenta las calorías. Por eso es recomendable sólo hacer un brindis con chicha y después tomar vino, y tinto".

En cuanto a las carnes "se ha visto que donde uno encuentra la mayor cantidad de colesterol es en la piel de las aves, porque es el tejido que los protege del frío y por tanto tiene mayor grasa".

Entre preferir un chorizo parrillero y una salchicha, el nutricionista afirma que es importante que la "salchicha sea de ave (pollo o pavo), puesto que es más sana, tiene menos grasa, en cambio el choripán no es más que grasa".

Adiós a la siesta

Según un estudio de AC Nielsen, los chilenos destinan un 25% más de dinero en septiembre que en el resto del año para comprar productos como servilletas, alcoholes, gaseosas y fiambres.

Si a esto se suma que el consumo de carne durante este mes crece en un 10% en comparación al resto del año, se puede asegurar que los beneficios comerciales son inversamente proporcionales a los beneficio en salud, incrementando los riesgos de aumentar el colesterol, subir de peso, presentar problemas estomacales y padecer intoxicaciones.

Para ello, afirma el especialista, hay que olvidarse de la siesta, sobre todo cuando se han consumido alimentos ricos en grasas. "Cuando hay una mayor cantidad de este tipo de alimentos en el estómago, el vaciamiento gástrico se enlentece. Entonces, si la persona se acuesta contribuye a que el alimento refluya por el estómago y pueda tener cuadros de reflujo".

Gabarroche recomienda "ojalá todos los días caminatas rápidas de 30 minutos. Dejar de lado la siesta y disfrutar de las áreas verdes".


Una tabla para (no) olvidar



Porción recomendable de carne diaria 250 gramos
Vaso de vino tinto 150 a 200 calorías.
Vaso de cerveza 150 a 200 calorías.
Vaso de chicha 300 a 350 calorías.
150 gramos de carne (por porción) 250 a 300 calorías.
Vegetales verdes (por porción) 10 calorías.
Resto de las verduras (por porción) 40 calorías.
1 papa 140 calorías.
1 papa con mayonesa 280 calorías aprox.
1 Taza de choclo 140 calorías.
½ Marraqueta 140 calorías.
¾ Taza de arroz cocido 140 calorías.
Choripán 350 a 400 calorías.
1 salchicha 188 calorías.
Empanada de pino (horno) 450 a 500 calorías.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores