Invitados especiales a la canonización visitaron catacumbas y el coliseo

Con una experiencia inolvidable comenzaron los peregrinos chilenos su recorrido por Roma, a sólo un día de que el Padre Alberto Hurtado se convierta en santo.


Los "patroncitos" en el coliseo.
ROMA.- En su primer día en la capital italiana, los peregrinos chilenos que forman parte de la delegación de invitados especiales a la Canonización del Padre Hurtado vivieron una experiencia realmente inolvidable, ya que visitaron el Coliseo Romano y las catacumbas de Santa Priscilla, en Roma.

El Padre Rodrigo Tupper, encargado en Roma de la Comisión Canonización, les dio la bienvenida en el inicio del recorrido por el Coliseo. Allí se dieron cita los "patroncitos" del Hogar de Cristo y los representantes de distintas etnias de Chile, especialmente invitados para este acontecimiento espiritual.

Servando Lingo, del Hogar de Cristo de Coyhaique, describió este momento como un hermoso regalo que les dio el Padre Hurtado. Mientras Gertrudis Gálvez, del Hogar de Cristo en Renca, expresó: "Ahora me muero contenta, Señor, contenta, gracias a Dios y el Padre Hurtado".

"Hasta ahora siento que estoy viviendo un sueño. Era inimaginable para mí todo este viaje. Es mi patrón quien me invitó", confidenció Rosa Valenzuela, de Rancagua.

Otros centenares de chilenos coincidieron con los invitados especiales en este recorrido. Entre los peregrinos se contaba una delegación educativa salesiana de Punta Arenas, compuesta por 12 jóvenes y 7 adultos.

En el recorrdio también estuvo la familia Isla Ortega, de Santiago, cuyos dos nietos fueron sanados con la ayuda del próximo santo chileno.
ORBE
Viernes, 21 de Octubre de 2005, 16:38
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion