Ingeniero asesinado en Providencia tenía más de 30 puñaladas

Preliminarmente el móvil del homicidio sería un robo debido a que a la víctima le faltan varias especies, pero la policía no descartó que se trate de un crimen pasional.

25 de Octubre de 2007 | 12:42 | Francisco Águila, El Mercurio Online

El ingeniero comercial Héctor Puchi Muñoz, de 77 años.

El Mercurio

SANTIAGO.- El ingeniero comercial Héctor Puchi Muñoz, de 77 años, falleció anoche tras recibir más de 30 puñaladas y no siete heridas de arma blanca como se dijo en un principio, según informó el comisario Charles Vignes de la Brigada de Homicidios Metropolitana.


La aseveración fue hecha por el policía luego de que un grupo de detectives llegara hasta el departamento 11 del edificio ubicado en calle Pocuro 3049, para realizar diligencias tendientes a dar con el paradero de él o los autores del brutal homicidio del profesional.


Vignes indicó que el hombre presenta "varias lesiones en el tórax, aproximadamente unas 30 y además unas lesiones en la cabeza. Se están haciendo las indagaciones, tenemos varias hipótesis".


Respecto de cómo fue encontrado el cadáver del ex docente de las universidades Católica y de Chile, el jefe policial sostuvo que fue hallado en su oficina en las condiciones ya indicadas y se desconoce si opuso resistencia al ataque.


De acuerdo a Vignes, en un principio el móvil del homicidio sería un robo debido a que a la víctima le faltan varias especies como su billetera, su carnet de identidad, reloj, celulares, anillos y su vehículo en el que él o los delincuentes huyeron del lugar. Sin embargo, no descartó que se trate de un crimen pasional.


Fuentes vinculadas a la investigación sostuvieron que en el departamento de Puchi se encontró un tubo de fierro con el que la víctima habría sido atacada, provocándole diversas contusiones en el cráneo.


Además, se investiga la posible vinculación de un empleado de la víctima que fue visto por la esposa de éste saliendo de la oficina con un desconocido. Esta tesis tendría cierto sustento considerando que la policía no halló ningún forzamiento de puertas ni ventanas en el inmueble por lo que se estima que el asesino del ingeniero era una persona conocida.


La diligencia policial se extendió por poco más de una hora y se realizó tanto al interior como al exterior del departamento. Los detectives se llevaron una CPU del profesional con el fin de realizar pericias.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores