Fiscal que investiga tragedia de Chanco: "Es de una magnitud impresionante"

El fiscal de Aviación, Sergio Sepúlveda, dijo que no se puede precisar cuáles fueron las causas, sin antes realizar una completa investigación de todas las variables que intervinieron en el hecho.

SANTIAGO.- En plena etapa de recopilación de antecedentes que permitan dar con las causas del grave accidente en que un helicóptero de la empresa Flight Service capotó el pasado domingo en Chanco, Región del Maule, dejando 13 víctimas fatales, el fiscal de aviación que investiga el caso, Sergio Sepúlveda, fue categórico al precisar que es la primera vez que debe investigar un hecho de este tipo y resaltó que la magnitud de la tragedia "es impresionante".


Cuando sólo han pasado tres días del hecho, el fiscal afirmó que "es un accidente de una magnitud impresionante, no sólo por la cantidad de víctimas, sino por el estado en que quedó el helicóptero. Es histórico en ese sentido, considerando también la magnitud de la explosión de la aeronave".


Sepúlveda enfatizó que el único accidente aéreo de los últimos años que se puede comparar con esta tragedia es el ocurrido en Peñalolén el 27 de febrero de 2008, cuando una avioneta cayó sobre una multicancha donde varias mujeres practicaban gimnasia en Peñalolén, tras lo cual 11 personas perdieron la vida en el lugar y otras dos fallecieron con posterioridad producto de las quemaduras.


Tomando como referencia este caso, el fiscal insistió en la postura que ha tenido desde que se conoció el hecho, y precisó que respecto a las causas que originaron la caída de la nave "hasta el momento no hay señales claras, es muy prematuro. Pero no vamos descartar nada, ni tampoco afirmar una causa como probable".


A continuación, Sepúlveda resaltó que lo más importante es trabajar durante el tiempo que sea necesario para obtener los mejores resultados en cuanto a las pericias, para obtener información precisa y contundente, que sea de real utilidad para concluir de la manera más certera qué fue lo que sucedió.


"Nosotros siempre hemos dicho que se nos deje trabajar tranquilos, sin presionarnos en cuanto a tiempos, en cuanto a cuáles son las causas, porque nosotros vamos a hacer un trabajo transparente y vamos a entregar información de calidad, cuando corresponda", puntualizó, al tiempo que resaltó que en este tipo de casos, las especulaciones no constituyen ningún aporte.


Elementos claves de la investigación


En estas situaciones, indicó Sepúlveda, lo primero que se hace es pedir un informe del parte policial del trabajo de Carabineros, que es el primer órgano que generalmente llega al lugar de cualquier accidente.


"Además considerando la gravedad del hecho, es necesario constituirse en el lugar, junto a los peritos de la Dirección General de Aeronáutica Civil. Y de ahí, de acuerdo al tipo de accidente, se van pidiendo los documentos a la DGAC también, que es la que lleva el control de las aeronaves en Chile", explicó Sepúlveda.


La documentación solicitada respecto a las aeronaves son el certificado de matrícula, el de aeronavegabilidad, además de la hoja de vida del piloto. A ello se suman, los informes meteorológicos y la declaración de los testigos, en el caso que los haya.


El fiscal afirmó que a partir de estos datos se van fijando las líneas de investigación y "después del tiempo prudente, cuando hay pruebas coincidentes, obviamente que uno se inclina por una hipótesis, cuando hay varios medios de prueba de los que se han ido recogiendo que van convergiendo".


Por esta razón, afirmó Sepúlveda, "la pregunta: cuál es la causa del accidente, es la última que uno puede contestar. Y la voy a tener recién cuando dicte sentencia, cuando termine la investigación. Dar una información adelantada, es muy irresponsable".


Agregó que "si tengo los medios técnicos, los medios tecnológicos para poder llegar a una conclusión, los tengo que usar" y así determinar cuál fue el factor detonante de la tragedia.


A modo de ejemplo, el fiscal recordó que tras la tragedia de Peñalolén, aún no se ha cerrado la investigación del caso frente a cuáles fueron las causas del siniestro y si hubo o no responsabilidad de terceros.

Bárbara Covarrubias, El Mercurio Online
Miércoles, 18 de Febrero de 2009, 15:56

Helicóptero contaba con todos los permisos

El fiscal Sepúlveda refrendó los dichos de la DGAC en cuanto a que el helicóptero que pilotaba el comandante de la FACh Eduardo Canala, contaba con todos los permisos y requerimientos necesarios para su operación.

"La aeronave estaba con todas sus habilitaciones y certificaciones al día. Estaba operando absolutamente en regla, contaba con su certificado de matrícula, también de aeronavegabilidad, estaba con sus permisos al día para realizar distintos tipos de labores, al igual que el piloto".

De este modo, señaló que desde el punto de vista reglamentario y administrativo, el helicóptero UH-1H cumplía con todos los requerimientos que la reglamentación vigente exige, "pero sin perjuicio de ellos, todo hay que investigarlo", precisó Sepúlveda.

Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Nacional
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion