Informe de Sernageomín: Volcán Chaitén entra en Fase de Alerta Amarilla

Por primera vez desde el inicio de la erupción muestra que desde enero, "la actividad está en declinación".

PUERTO MONTT.- En Fase Amarilla, por primera vez desde que se inició la erupción, el 2 de mayo de 2008, entró el Volcán Chaitén, según el último reporte del Servicio de Geología y Minería (Sernageomín).

Ya en el anterior reporte, hace dos semanas, el organismo había clasificado la actividad del macizo en Roja 5 advirtiendo además que tanto la frecuencia como la intensidad de la sismicidad ha disminuido notoriamente. Esto ya había sido advertido por los vecinos que están viviendo en el pueblo, quienes el viernes pasado, en una reunión con el intendente de Los Lagos, Sebastián Montes, aseguraban que hace ocho meses aproximadamente no ha habido sismos perceptibles por la población.

El último reporte del Sernageomín afirma que entre el 1 y el 31 de mayo las estaciones de monitoreo instaladas en el volcán "una actividad sísimica caracterizada por baja energía, tal como se ha venido registrando desde enero de este año".

Añade que de los 140 eventos sísmicos contabilizados el último mes, 77 estaban relacionados con fracturamiento de roca localizados principalmente alrededor de la caldera volcánica y en el sector sur de esta, con profundidades menores a 7 kilómetros.

Asimismo, señala que las cámaras instaladas alrededor del volcán revelan que no hubo emisiones de ceniza; que hubo días con desgasificación mínima en la superficie de domo y jornadas con desgasificación del complejo de domos muy enriquecida en vapor de agua y con baja presión, lo que estaría relacionado con los períodos de lluvia y humedad del aire. Sólo se apreciaron, al menos, dos zonas pequeñas de incandescencia en las horas nocturnas, localizadas en el flanco noroeste y centro del complejo de domos.

Y aunque no descarta que el sistema pueda tener nuevas fases eruptivas de mayor intensidad, el informe dice que los estudios confirman que "al menos desde enero del presente año, la actual fase eruptiva se encuentra en declinación", aunque no se descarta que el sistema pueda tener nuevas fases eruptivas de mayor intensidad.

"Dada la gran dimensión del domo, continúa latente el peligro de colapsos, eventuales explosiones y generación de flujos de bloques y ceniza, los cuales podrían afectar los valles adyacentes al volcán Chaitén", concluye.

Por Soledad Neira, El Mercurio
Miércoles, 2 de Junio de 2010, 09:36
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion