Gases por combustión dentro del hogar son la tercera causa de intoxicaciones en Chile

El Dictuc entregó hoy primer indicador de contaminación intradomiciliaria del país.

SANTIAGO.- La Dirección de Investigaciones Científicas y Tecnológicas UC entregó hoy los resultados del primer indicador de contaminación intradomiciliaria en Chile (OMAD), al tiempo que informó que la inhalación de gases por combustión son la tercera causa de intoxicación en el país.


En la entrega de las cifras, en la que también participó el Centro de Información Toxicológica de la Pontificia Universidad Católica de Chile (CITUC), se indicó que una de las principales conclusiones del estudio es que todas las estufas que combustionan dentro del hogar contaminan y pueden ser un grave riesgo para la salud.


Al respecto, el director del CITUC, Enrique Paris, afirmó que "la exposición a gases contaminantes, entre los que están los producidos por estufas, es la tercera causa de intoxicaciones en Chile”.


De acuerdo a la investigación, entre estos gases que emanan los aparatos de calefacción están el monóxido de carbono (CO), el dióxido de azufre (SO2) y los óxidos de nitrógeno (NOx), los cuales en concentraciones elevadas pueden llegar a producir severos daños a la salud.


El monóxido de carbono es considerado "un asesino silente", porque es un gas inodoro e incoloro, que no irrita ni hace toser, por lo que las personas no se dan cuenta de que se están intoxicando.


Los síntomas más comunes son: dolor de cabeza, mareo, debilidad, náuseas, vómitos, dolor de pecho y confusión. La exposición a altos niveles de monóxido de carbono puede producir desmayo y hasta la muerte.


El estudio también establece que considerando el tiempo que las personas pasan al interior de sus hogares y trabajos, la contaminación intradomiciliaria puede llegar a ser 3 a 10 veces más nociva que la que se da en el exterior. 


Por ello el Observatorio del Medio Ambiente Domiciliario (OMAD) informará de manera sistemática el indicador de emisiones contaminantes que generan las diferentes tecnologías de artefactos de calefacción dentro de los hogares.


En términos sencillos, el indicador varía entre 0 y 10, donde 0 equivale a nula contaminación y 10 al máximo. Si el indicador sobrepasa el nivel 10, quiere decir que el artefacto genera una concentración superior al límite recomendado.


¿Cómo elegir un sistema de calefacción?


El subgerente de Energía Sustentable de DICTUC, Fabián Hormazábal, destacó lo siguiente que cada sistema presenta diferentes niveles de contaminación, dependiendo de las características del material que utilizan para elevar la temperatura.


En el caso de los braseros a carbón, utilizados en recintos cerrados pueden llegar a generar peligrosas concentraciones de monóxido de carbono, mientras que las nuevas tecnologías de estufas a parafina presentan menores emisiones de monóxido de carbono que las estufas tradicionales, mientras que las convectivas a gas son las que menor concentración de monóxido de carbono generan.


En cuanto a la concentración de SO2, las estufas a gas presentan menores niveles que las a parafina, debido fundamentalmente al contenido de azufre de este último combustible.

Emol
Miércoles, 14 de Julio de 2010, 11:39
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Nacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion