Hijo de condenado en caso Prats plantea "no al punto final", pero sí beneficios carcelarios

En entrevista con Emol, Wilhelm Willeke Balmaceda abordó la situación de los militares que, como su padre, han sido condenados por violaciones a los derechos humanos.

SANTIAGO.- La inclusión de militares en el Indulto Bicentenario planteado por la Iglesia Católica fue valorada por Wilhelm Willeke Balmaceda, hijo del brigadier (r) Christoph Willeke Flöel, condenado a 15 años y un día de cárcel por el doble homicidio del general Carlos Prats y su esposa, y a otros 100 días por el delito de asociación ilícita.


En entrevista con Emol, el ingeniero de 31 años resaltó especialmente el hecho que los obispos hayan pedido "no reabrir las heridas del pasado" ya que, en su opinión, "es muy repudiable lo que pasó, ojalá que no vuelva a pasar, pero ya es hora de mirar hacia el frente".


Aunque reconoció que si la propuesta es acogida por el Presidente Sebastián Piñera espera que su padre sea uno de los beneficiados -por sus 62 años y la diabetes y el cáncer a la piel que padece- recalcó que no está a favor de que los casos se cierren sin esclarecer la verdad.


"No queremos ley de punto final, sino que se siga investigando y sabiendo la verdad, pero la idea es buscar una verdad sana, con una mirada objetiva y que esto no vuelva a ocurrir. Lo digo y lo he dicho siempre: Si mi padre estuvo metido en estos casos y hay pruebas contundentes y reales, con el dolor de mi alma asumo la condición de ahora, pero como no están, es por eso que peleo que se haga una causa justa", manifestó.


En este punto, aseguró que no existen antecedentes que permitan acreditar la participación de su progenitor en el crimen del general Prats y su esposa Sofía Cuthbert, ni tampoco en la muerte de la dirigenta del MIR Lumi Videla, por la que también está cumpliendo sentencia en la cárcel de Punta Peuco.


Willeke Balmaceda planteó además que, si no hay indulto, a los militares condenados se les debería otorgar beneficios carcelarios, como la pena remitida, considerando que son mayores de 60 años, están enfermos y "eso no le afectaría a nadie".


"Si ya no son ciudadanos, ¿por qué no les dan la pena remitida, que estén en la casa, que firmen una vez a la semana, una vez al mes? Así no pasaríamos a llevar al Poder Judicial, en el sentido de que lleva tantos años investigando, y que ellos (los militares) seguirían cumpliendo su condena junto a su familia, ya que no podrían salir al extranjero", comentó.


De paso, coincidió con la abogada y ex presidenta del Consejo de Defensa del Estado, Clara Szczaranski, en que éstos no constituyen un peligro para la sociedad.


"Como dijo Clara Szczaranski, preso o libre da lo mismo, porque no son un peligro para la sociedad y eso lo queremos dejar en claro. Creo que ahí está la fórmula de mirada de futuro", concluyó.

Por Karina Morales, Emol
Jueves, 22 de Julio de 2010, 12:27
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Nacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion