Piñera cede a presiones y cambia gabinete: Mueve a Lavín y suma a históricos UDI

El Presidente incorporó a dos figuras emblemáticas del gremialismo como Pablo Longueira y Andrés Chadwick. Asimismo, decidió mantener a Rodrigo Hinzpeter en Interior.

18 de Julio de 2011 | 14:43 | Emol

SANTIAGO.- En medio de las fuertes presiones oficialistas y tras las sostenidas bajas en la aprobación del gobierno, el Presidente Sebastián Piñera efectuó hoy su segundo y más importante cambio de gabinete, incorporando a dos figuras históricas de la UDI y moviendo al ministro Joaquín Lavín de Educación.


La salida del ex candidato presidencial sucede tras varias semanas de conflicto estudiantil, que le ha valido duras críticas a su gestión. De hecho, su cartera pasó a ser el área peor evaluada del gobierno en la última encuesta Adimark y el propio Lavín sufrió un desplome de 24 puntos en el sondeo. El ex alcalde de Santiago fue designado en el Ministerio de Planificación Social, en reemplazo del también UDI, Felipe Kast.


Otro de los cambios más llamativos es la llegada del ex presidente de la UDI y senador de ese partido Pablo Longueira a la cartera de Economía, en reemplazo de Juan Andrés Fontaine. El senador acompañó al Presidente en su reciente viaje a México y, durante la gira, tuvo la oportunidad de dialogar en varias oportunidades con el Mandatario sobre el rumbo político del Gobierno. Desde el triunfo de Piñera, el legislador nunca había escondido su deseo de ingresar al gabinete.


Asimismo, otro histórico del gremialismo que también fue considerado en el ajuste ministerial es el senador Andrés Chadwick, quien tomará el lugar de Ena von Baer en la vocería del gobierno. El parlamentario es primo del gobernante y uno de sus consejeros más cercanos. Además, es hermano de María Teresa Chadwick, esposa del ex ministro José Antonio Viera-Gallo y mantiene buenas relaciones con todo el espectro político. Dada su vasta experiencia política, debería asumir funciones de mayor coordinación politica, algo que, a juicio de sus críticos, le faltó a Von Baer.


Con esta decisión, Piñera refuerza el carácter político de su gabinete, algo que ya había hecho en enero pasado con la incorporación de Andrés Allamand en Defensa y Evelyn Matthei en Trabajo.


En Educación, en tanto, asume el hasta ahora titular de Justicia, Felipe Bulnes. El abogado RN es una de las figuras mejor evaluadas por Piñera y en su nominación habría influido su capacidad de llegar a acuerdos con la Concertación.


Por su parte y pese a las críticas de la UDI por su manejo político, el Presidente decidió mantener en su cargo al ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter. La apuesta es que ahora el jefe de gabinete sí desarrolle esa faceta, algo que incluso el propio Mandatario ya le ha exigido.


Otro importante movimiento es el que involucró a Laurence Golborne, quien dejará su doble función como titular de Energía y Minería. Si bien el ex ejecutivo de Cencosud dejará atrás problemas como el paro de Codelco y la polémica por HidroAysén, asumirá como ministro de Obras Públicas, en reemplazo de Hernán de Solminihac, donde enfrentará desafíos de complejidad quizás aún mayor, ya que debido a la reconstrucción, el MOP ha sido una de las secretarías de Estado más cuestionadas.


No obstante, este ministerio es visto como una de las carteras de mayor visibilidad, dado la continua inauguración de obras. Ricardo Lagos Escobar ocupó la misma cartera antes de transformarse en candidato presidencial de la Concertación.


A Justicia llega el abogado constitucionalista Teodoro Ribera. El ex diputado RN había sonado para asumir como canciller en el primer gabinete. De hecho, encabezaba el área de Relaciones Internacionales del Grupo Tantauco.


En las carteras que dejó vacante Golborne asumen De Solminihac en Minería, y el hasta hoy intendente de la Región Metropolitana, Fernando Echeverría, en Energía.

Revive la ceremonia de cambio de mando