En prisión queda alcalde de Hualpén investigado por corrupción y lavado de dinero

Otros siete imputados, entre ellos jefes de servicios, fueron formalizados por una serie de delitos económicos. El tribunal determinó que la indagatoria dure tres meses.

27 de Enero de 2012 | 18:23 | Emol

El alcalde de Hualpén, Marcelo Rivera.

El Mercurio. (Archivo)

HUALPÉN.- En prisión preventiva quedó el alcalde de Hualpén, Marcelo Rivera, quien este viernes fue formalizado por el Fiscal Regional de la Araucanía Francisco Ljubetic por una serie de delitos económicos entre los que se encuentra exacción ilegal, fraude al fisco, apropiación indebida, cohecho y lavado de dinero.


Junto al jefe comunal, el Ministerio Público levantó cargos en contra de otros siete funcionarios públicos entre los que se encuentran tres jefes de servicios. El tribunal decretó 3 meses como plazo para el cierre de esta indagatoria. Esto luego que se revelara una serie de antecedentes que contiene la carpeta investigativa lo que determinó que se aplicara la medida cautelar más gravosa a Rivera.


Durante la audiencia, la fiscalía detalló el porqué le atribuye participación en el delito de exacción ilegal. Para el ente perseguir penal hay antecedentes de que el alcalde de Hualpén intervino -en razón de su cargo- en la contratación de servicios con el objeto de defraudar al ente público, en este caso al municipio. En esta arista aparecen involucrados el secretario municipal, Nelson Cuevas, y el jefe de personal, Mario Gutiérrez.


Según se señaló el ilícito se habría concretado luego que los tres imputados se concertaran y solicitaran a funcionarios municipales la entrega de diversas sumas dinero, conforme a su capacidad de endeudamiento, para adquirir un inmueble en Hualpén, conocida como "Casa Ciudadana". Aquellos trabajadores que no disponían de los montos requeridos, debieron solicitar créditos por sobre el millón de pesos, a la Cooperativa de Ahorro y Crédito, Coopeuch.


Finalmente la casa fue comprada, pero inscrita en el Conservador de Bienes Raíces de Talcahuano, a nombre de los tres imputados y otras dos personas: Patricio Garrido, colaborador de confianza del edil de Hualpén y el hijo del alcalde Sebastián Rivera.


Fraude al fisco y apropiación indebida


El Ministerio Público de la Araucanía detalló además que se les atribuye participación en los delitos de fraude a Rivera y Gutiérrez, mientras que se le acusa de apropiación indebida de prestaciones a los colaboradores de confianza del municipio a Nelson Cuevas, José Miguel Peña, Patricio Garrido y Eduardo Jara.


Según los fiscales, los créditos solicitados por los funcionarios e incluso por algunos de los imputados, fueron descontados por planilla de los sueldos, transacción autorizada por el edil, pero recompensados con el pago indebido e injustificado de horas extra.


Se estima que con estas conductas Rivera y Gutiérrez habrían defraudado al fisco en más de $35 millones de pesos, el primero por autorizarlas y el segundo por solicitarlas.


Cuevas, Peña, Garrido y Jara, en tanto, enfrentaron cargos por apropiación indebida de prestaciones, por recibir dineros extra no trabajados desde enero 2009 a diciembre 2010.


Cohecho reiterado


Respecto al cohecho reiterado que se le imputa al alcalde, la fiscalía se refirió a que se habría configurado este ilícito cuando Rivera recibió el pago de $105 millones de manos de otro empresario para que le otorgara autorización municipal para las faenas de su empresa de extracción de áridos.


Sin embargo, estos pagos se habrían hecho bajo estrictas condiciones: levantar un procedimiento de clausura en curso, disponer la no fiscalización por parte de inspectores municipales, dejando a libre arbitrio la declaración de material extraído, permitiendo, por ende, el cobro de menores derechos municipales.


Lavado de dinero


Finalmente, Rivera fue formalizado por lavado de dinero, luego que los delitos anteriores produjeran utilidades ingresadas directamente a su patrimonio personal, y con el fin de ocultar o disimular su origen, adquirió nuevos bienes, como casas, parcelas, y vehículos, inscribiéndolos a nombre de terceros, preferentemente de su grupo familiar cercano.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores