Conoce en cinco pasos cómo se eligen los concejales en Chile

No necesariamente el candidato con más votos resulta siendo elegido. Acá te explicamos cómo funciona el método creado hace más de 130 años por el matemático belga Victor D'Hont.

25 de Octubre de 2012 | 10:10 | Emol
Rodrigo Álvarez, El Mercurio / Archivo

SANTIAGO.- Son casi 10 mil los candidatos que postulan este año en el país por un cupo en los respectivos concejos municipales, pero ni siquiera el que reciba la más alta votación a nivel nacional tiene asegurada su plaza debido a la "cifra repartidora" que obliga a sacar una calculadora el día de la elección.

A diferencia de la elección de alcalde, en Chile los concejales no aseguran su victoria con una alta votación en la urnas. Para ser electos, el éxito del pacto en que están inscritos es muy importante, puesto que la suma total que obtenga este definirá la cantidad de cupos al cual podrán optar dentro del municipio (6, 8 ó 10, dependiendo de la cantidad de electores). Es importante recalcar que, pese a que se eligen varias plazas, los electores sólo votan por un candidato, ya que si marcan más de una preferencia, el voto es considerado nulo. Es decir, se vota por un alcalde y por un concejal.

En términos matemáticos, la votación se rige por el popular método creado por el belga Victor D'Hont, en el cual por medio de una cifra repartidora se distribuyen de manera proporcional los escaños que ofrece el concejo municipal. Para comprenderlo mejor nos basaremos en el siguiente ejemplo:


1.-  Consideraremos tres listas con cuatro candidatos, que obtendrán los siguientes resultados:

Lista A: 190, 100, 50 y 60 votos.
Lista B: 20, 50, 80 y 30 votos.
Lista C: 140, 70, 30 y 60 votos.

Sumando los votos de cada pacto obtenemos lo siguiente:

Lista A: 400 votos
Lista B: 180 votos
Lista C: 300 votos

2.- En este caso diremos que compiten por 6 cupos para el concejo municipal, y ocuparemos esta cifra para dividir (por 1, por 2, por 3.... hasta llegar a 6) el total que obtuvimos por lista:

Lista A: 400, 200, 133, 100, 80 y 66
Lista B: 180, 90, 60, 45, 36 y 30
Lista C: 300, 150, 100, 75, 60 y 50

3.- Ordenaremos los resultados de mayor a menor, dentro de los seis cupos:

1° 400
2° 300
3° 200
4° 180
5° 150
6° 133 <- Esta es la cifra repartidora

4.- La cifra repartidora es la que se ubica en el sexto lugar y con ella dividiremos los totales de cada pacto para saber cuántos cupos les corresponderá a cada uno. En este caso es 133:

Lista A - 400/133: 3
Lista B  - 180/133: 1
Lista C  - 300/133: 2

5.- Estos resultados significan que la Lista A tendrá tres cupos, la Lista B un cupo  y la Lista C dos. Con ello se escogen los candidatos con más alta votación de cada lista, dependiendo su cantidad de cupos.

El tema se torna más complejo al considerar los subpactos (alianzas de partidos y/o independientes que están en una misma lista, que entonces se conoce como pacto), ya que en ese caso se debe realizar toda la fórmula nuevamente, aplicándola sólo a la lista que tiene subpactos. Por ejemplo, si en nuestro caso la Lista A, que obtuvo 3 escaños dentro del concejo, posee dos subpactos, será necesario repetir los cálculos, pero dividiendo la cifra total de cada uno en 3, de manera de definir cuántos de los cupos de la Lista A le corresponderá a cada subpacto.