Presidentes del Senado y la Cámara Baja llaman a la Eurolat a enfrentar crisis de confianza

Tanto el senador Camilo Escalona como el diputado Nicolás Monckeberg coincidieron en atacar la crisis de representación ciudadana en Europa y América Latina con más democracia y mejor política.

24 de Enero de 2013 | 14:29 | Por Felipe Vargas Morales, Emol

Monckeberg y Escalona junto al Presidente Piñera en la sesión del Eurolat.

Jorge Sepúlveda, El Mercurio

SANTIAGO.- El presidente del Senado, Camilo Escalona (PS), y su par de la Cámara de Diputados, Nicolás Monckeberg (RN), coincidieron este jueves en que la crisis de confianza ciudadana en los parlamentos de Europa y America Latina es el problema más grave que deben enfrentar los poderes legislativos de ambas regiones.
 
En el marco de la inauguración de la VI Sesión Plenaria del Parlamento Euro – Latinoamericano (Eurolat), organizada en el ex Congreso Nacional con motivo de la cumbre Celac-UE que se desarrollara en nuestro país, los dos legisladores señalaron que la fuerte crítica hacia estas instituciones y los partidos políticos está conduciendo a un debilitamiento de sus capacidades.
 
En la ocasión, el titular de la Cámara Alta dijo en su discurso ante más 60 parlamentarios de Europa y América Latina que "todos sabemos que estamos viviendo un periodo crítico de la acción política. Una fuerte crítica a sus organizaciones y procedimientos, especialmente a los partidos políticos".
 
"A escala global, estas fuerzas atraviesan por un periodo de debilitamiento. Su convocatoria se ha reducido notablemente, más hay una grave desconfianza hacia la política y lo que es más preocupante es el hecho de que los ciudadanos no visualizan en el sistema democrático el escenario donde se puedan resolver los problemas que están afectando a millones de personas en esta etapa de la globalización", agregó.
 
Por ello, Escalona reconoció en la desigualdad social el principal problema de la crisis de confianza y criticó que los planes para enfrentarla son siempre el ajuste fiscal y más restricciones sociales, lo cual a su juicio sólo empeoran la situación. "Darle la espalda a dicha crisis de representatividad no es sólo negligencia, sino que una irresponsabilidad inexcusable", indicó.
 
En tanto, Monckeberg señaló que "hoy en día muchas encuestas denuncian la distancia entre los ciudadanos y la política, pero también queda manifiesto que el empoderamiento de nuestras sociedades ha experimentado demandando el poder politico soluciones y respuestas, lo que le pone a nuestros parlamentos un desafío aún mayor".
 
"Nuestros parlamentos tienen que ser los protagonistas de la solución y del debate informado. El parlamento no puede transformarse en un espectador de las demandas ciudadanas, y sencillamente verlas y sacar las consecuencias políticas y electorales que ellas puedan derivar. Debemos ser protagonistas de la solución", concluyó.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores