Estudiantes de la U. Central radicalizan movilización: Cuatro alumnos inician huelga de hambre

Paralelamente, un grupo de estudiantes volvió a ocupar la sede del plantel en Santa Isabel, luego de que ayer se frustrara una reunión con la vicerrectoría.

18 de Julio de 2013 | 12:35 | Por Natacha Ramírez C., Emol

Tras una fallida reunión con la vicerrectoría, los alumnos de la U. Central volvieron a ocupar la sede Vicente Kovacecic I, en Santiago Centro.

El Mercurio

SANTIAGO.- Los estudiantes de la Universidad Central radicalizaron su movilización luego de que ayer se frustrara una reunión con las autoridades del plantel, en medio del conflicto que se arrastra por cerca de tres semanas.


En la jornada de ayer las posiciones entre los alumnos y las autoridades universitarias parecían acercarse, luego de que los estudiantes decidieran deponer la toma de la sede Vicente Kovacecic I, en Santiago Centro, y se agendara una reunión con la vicerrectoría.


Sin embargo, la cita se frustró debido a que las autoridades exigieron conversar sólo con miembros de la federación de estudiantes de la universidad, mientras que los jóvenes insistían en que también participaran "representantes de las tomas".


Tras este traspié, un grupo de estudiantes decidió iniciar en las últimas horas una huelga de hambre para forzar a las autoridades a atender sus demandas. La medida es realizada por cuatro alumnos, quienes iniciaron el ayuno cerca de las 00:00 horas de este jueves.


Según indicó Diego Manríquez, vocero de los huelguistas, la medida de presión se mantendrá hasta que las autoridades de la universidad no entreguen una solución efectiva a las principales demandas de los estudiantes.


Éstas son la democratización de la universidad, es decir, que los tres estamentos participen en la toma de decisiones; el fin a la subcontratación de los funcionarios de la universidad; y que se termine con los sumarios a los estudiantes movilizados.


Paralelamente, un grupo de estudiantes se retomó la sede universitaria. Ayer, la rectoría había advertido que en caso de que los alumnos volvieran a ocupar la sede pedirían a Carabineros que fueran desalojados, lo que hasta el momento no ha ocurrido.


Manuel Palominos, miembro de la federación de estudiantes, sostuvo que insistirán en reunirse con las autoridades universitarias y apuestan a que "con esta medida de presión, la comunicación y el diálogo se abra de una manera más rápida".