Caso Neruda: Informes periciales descartaron que el poeta haya sido envenenado

El director del SML, Patricio Bustos, dio a conocer los resultados de los exámenes toxicológicos realizados en EE.UU. y España luego de la exhumación del cuerpo en abril pasado. Se reafirmó que el premio Nobel falleció producto de un avanzado cáncer de próstata.

08 de Noviembre de 2013 | 11:36 | Por Andrea González Schmessane, Emol

SANTIAGO.- La muerte de Pablo Neruda, ocurrida en septiembre de 1973, se desencadenó por el cáncer de próstata que sufría y por el que estaba siendo tratado en la Clínica Santa María días antes de su muerte.


Así lo establecieron los exámenes toxicológicos analizados en Carolina del Norte, en Estados Unidos, y en la Universidad de Murcia, en España, que determinaron la inexistencia de sustancias químicas en el cuerpo del vate y por tanto, descartaron la hipótesis de un envenenamiento.


Según señaló el director del Servicio Médico Legal, doctor Patricio Bustos, en compañía de los expertos extranjeros que participaron en las diligencias, "no se encontraron agentes químicos relevantes que pudieran relacionarse con el desenlace de la muerte de Neruda" ni tampoco "evidencia forense alguna que permita establecer una etiología médico legal por causas no naturales".


El informe consignó además que "las diversas técnicas complementarias entre sí revelaron la existencia de lesiones metastásicas diseminadas en varios de los segmentos del esqueleto, en justa correspondencia con la enfermedad por la que estaba siendo tratado el señor Pablo Neruda".


El especialista añadió que los restos óseos acreditan la presencia de sustancias derivadas de productos farmacéuticos para el tratamiento de enfermedades cancerosas, específicamente de cáncer de próstata, que eran empleados en la época en que se produjo el fallecimiento.


Los peritajes fueron solicitados por el ministro Mario Carroza, en el marco de la investigación para esclarecer si el poeta falleció producto de la enfermedad que padecía o bien por una sobredosis de medicamentos, como ha sostenido su ex chofer Manuel Araya.


El cuerpo del escritor fue exhumado en abril luego que Carroza, tras revisar los informes de especialistas de la Universidad de Chile y del SML, concluyera que era factible realizar dicha diligencia a pesar del tiempo transcurrido.


Las dudas sobre la causa de muerte del Premio Nobel surgieron luego que su ex chofer sostuviera que tenía sospechas de que Pablo Neruda podría haber sido envenenado cuando estuvo internado en la Clínica Santa María.


Por lo anterior, el magistrado ordenó tomar contacto con los médicos que atendieron al poeta durante su paso por el recinto hospitalario, además de una serie de declaraciones que incluyó el testimonio del médico cirujano Sergio Draper Juliet, quien estuvo a cargo del tratamiento que siguió Neruda antes de su muerte.


Tras la lectura de los resultados, el abogado y sobrino de Neruda, Rodolfo Reyes, dijo que "la investigación debe seguir", pues a su juicio "no debe quedar ninguna duda" respecto a la muerte del poeta. "Entonces una vez acabados todos los exámenes pertinentes recién ahí estaríamos en condiciones de poder demostrar fehacientemente y jurídicamente lo que tendría que determinar el señor ministro", sostuvo el familiar del vate, puntualizando que en el caso del líder palestino Yaser Arafat recién ahora un equipo de científicos suizos reveló que su deceso se podría haber producido por envenenamiento.


En ese sentido, no descartó solicitar otra acción para que se pueda aclarar el fallecimiento del poeta. "Si bien es respetable lo que ustedes señalan, yo no descarto ninguna otra acción que pueda colaborar en el esclarecimiento de la muerte. Esto es un primer informe y se abre ahora un camino", concluyó.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores