Los cargos públicos más codiciados: Sueldos millonarios y plazas casi vitalicias

Son trabajos indispensables llevados a cabo por un selecto grupo de personas que pueden llegar a ganar más de $100 millones. Aquí mostramos cómo se designan y en qué consiste su labor.

01 de Diciembre de 2013 | 15:41 | Por Ramón Jara A., Emol

SANTIAGO.- La frase "debe traer estos papeles firmados ante notario" puede ser muy conocida por todo aquel que se encuentre realizando algún trámite que requiera una certificación de documentos, lo que se traduce muchas veces en largos minutos de espera en una notaría y precios que a más de alguno han sorprendido.


A raíz de la polémica suscitada con los ex postulantes a La Moneda Franco Parisi y Tomás Jocelyn-Holt por las supuestas irregularidades en la inscripción de sus firmas y en el origen de ellas, han surgido algunos cuestionamientos a la labor de estos funcionarios públicos, que para muchos son la base de un sistema anacrónico, bucrocrático y poco transparente.


Pero no son los únicos, ya que hay otros cargos públicos, cuya designación y sueldos, que superan con creces a cualquier empleado de la administración pública, incluido el Presidente de la República, también han estado en entredicho. Averiguamos cómo se eligen, cuánto ganan y en qué consiste la labor de notario público, conservador de bienes raíces y archivero judicial.


Definiciones y requisitos


Estos tres cargos públicos están regulados en el Código Orgánico de Tribunales (COT), que los define y establece los requisitos para poder postular. En el caso de los notarios, el artículo 399 de la citada ley señala que "son ministros de fe pública encargados de autorizar y guardar en su archivo los instrumentos que ante ellos se otorgaren, de dar a las partes interesadas los testimonios que pidieren, y de practicar las demás diligencias que la ley les encomiende".


De acuerdo a los datos entregados por la Asociación de Notarios, Conservadores y Archivadores Judiciales de Chile, son 331 los notarios alrededor de país. Según el artículo 400 del COT, habrá a lo menos un notario en cada comuna o agrupación de ésas que constituya territorio jurisdiccional de jueces de letras. Su cargo dura hasta cumplir los 75 años de edad.


En el caso de los conservadores, el COT los define en su artículo 446 como "los ministros de fe encargados de los registros conservatorios de bienes raíces, de comercio, de minas, de accionistas de sociedades propiamente mineras, de asociaciones de canalistas, de prenda agraria, de prenda industrial, de especial de prenda y demás que les encomienden las leyes".


Por su parte, según el artículo 453 de esta ley, "los archiveros son ministros de fe pública encargados de la custodia de los documentos expresados en el artículo 455 de este Código y de dar a las partes interesadas los testimonios que de ello pidieren". Los archiveros están establecidos en las comunas asiento de Corte de Apelaciones y en las demás comunas que determine el Presidente de la República, con previo informe de la Corte de Apelaciones.


Respecto a los requisitos para postular a ser notario, son los mismos que se piden para optar al cargo de juez de letras: ser chileno, tener el título de abogado y haber cumplido satisfactoriamente el programa de formación para postulantes al Escalafón Primario del Poder Judicial, además de haber ejercido la profesión de abogado por un año al menos.


En tanto, para ser conservador o archivero judicial sólo basta con ser abogado, tal como lo señala el mismo Código Orgánico de Tribunales.


Proceso de designación


En lo que respecta a los nombramientos, el procedimiento es el mismo en los tres cargos: son nombrados por el Ministerio de Justicia, previa terna entregada por la Corte de Apelaciones. Una vez en el puesto, difícilmente son removidos.


El académico de la Escuela de Gobierno Universidad Adolfo Ibáñez Claudio Agostini, que ha estudiado y escrito sobre el tema, tiene una opinión muy categórica: "Al final nunca nadie ha sabido cómo se concursa, cómo se genera esa terna y siempre han habido muchos rumores de tráfico de influencias. El lobby es brutal".


"Al final, cuando uno mira, hay muchos que tienen parentesco con ministros de corte, con parlamentarios, entonces uno dice 'aquí hay demasiada coincidencia', como para que esto sea tan poco transparente y tan poco competitivo", sentencia el académico, agregando que es "demasiada coincidencia que justo la hija se ganara el concurso para ser notario reemplazando a su padre".


¿Cuánto ganan?


Cada trámite que debe hacerse ante un notario, conservador o archivero judicial tiene una tarifa respectiva, la que está regulada por ley. Sin embargo, Claudio Agostini es claro en señalar que estos funcionarios "cobran el doble o el triple de lo que deberían".


Respecto a los notarios, sentencia: "esto es un monopolio que se entrega casi de por vida sin ninguna regulación. Si uno va a entregar un monopolio es raro no regular nada, y la poca regulación que hay además no se cumple. Es poco transparente, un cargo medio vitalicio, y además fijan unas tarifas que no corresponden".


Los aranceles están dispuestos en el Decreto exento 587 que data de 1998. Ahí, por ejemplo, se establece que un certificado de estado civil cuesta $250, cuando en notarías de la capital el precio va entre los $1.500 y $2.000. Lo mismo ocurre en el caso de una legalización de firma para un contrato, como lo denunció al diario "El Mercurio" el lector Eduardo Klein, donde una notaría le cobró $ 4.500, mientras que en otra el mismo trámite le costó $12.000.


Agostini agrega que el sueldo que reciben los notarios varía según la comuna en la que están asentados -"obviamente no es lo mismo estar en Parral que en Santiago", pero en la capital pueden ganar entre 50 a 60 millones de pesos mensuales.


En el caso de los conservadores el sueldo es muchísimo más alto. Al año, son 100 mil las inscripciones que llegan al Conservador de Bienes Raíces. Si alguien compra una casa sólo tendrá la certeza que es de él si está inscrita. Si una familia pierde a uno de sus miembros, sólo tendrá derecho a sus bienes si la posesión efectiva del difunto está inscrita. Si una persona quiere dejar en claro quiénes serán sus herederos, ese testamento sólo tendrá validez si está inscrito. Cada una de esas inscripciones -junto con una decena de papeleos más- tiene un valor establecido en la ley. Valor que pasa, de manera completa, al Conservador.


"Es la persona que más plata gana en Chile, descontando a dueños de empresas", dice el profesor Agostini, detallando que en Santiago puede llegar a ganar entre 120 y 180 millones de pesos.

Y en cuanto a los archiveros judiciales, los aranceles que debiera cobrar el encargado de la custodia de las escrituras públicas, sentencias, protocolos y expedientes judiciales están determinados por un Decreto Supremo del Ministerio de Justicia. Sin embargo, los cobros se elevan muy por encima de esos montos.


La destituida archivera Hilda Aguirre del Real, quien en 2012 debió dejar su cargo tras 27 años, declaró que su sueldo era de $16 a $17 millones mensuales. Sin embargo, un informe de la PDI concluyó que en 2010 la ex archivera tuvo ingresos por $1.821.471.725.

Cómo cambiar la ley

Tanto en el gobierno de Michelle Bachelet como en el de Sebastián Piñera hubo intentos por reformar la ley y regularizar la labor de notarios y conservadores, proyectos que se han quedado estancados en el Congreso.

Es por eso que Claudio Agostini propone que, en el caso de los notarios, se haga una licitación pública para postular al cargo, con una serie de requisitos para participar. Además, en dicha licitación debieran exigirse "estándares mínimos de calidad, como la firma electrónica y tiempos de espera, y sobre esa calidad se determinaría por precio, el notario que esté dispuesto a cobrarnos menos por cada trámite".

A su juicio, de esta forma, el cargo sería "transparente, competitivo y por plazos fijos renovables".

En lo que respecta a los conservadores, el docente es más drástico: "Un monopolio de ese tipo, yo preferiría traspasarlo directamente al Registro Civil. Es más fácil inyectarle más plata al Registro Civil para ampliar su capacidad computacional y la gestión que hace, e incorporar ahí el registro de propiedad, y que sea todo electrónico", afirma.

De todas formas, tiene una visión pesimista sobre las posibilidades de cambiar la ley: "Lo que es impresionante es que es un grupo relativamente chico de personas y ningún gobierno ha sido capaz de reformar la ley", dice.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores