Españoles crean sistema para aumentar memoria de computadoras

Un grupo de físicos españoles que trabaja para ampliar la memoria de las computadoras logró incorporar el número pi con 20 decimales en un microcircuito de silicona con una inscripción tan pequeña que podría entrar mil veces en la cabeza de un alfiler.

18 de Mayo de 2000 | 13:04 | AP
MADRID.- Un grupo de físicos españoles que trabaja para ampliar la memoria de las computadoras logró incorporar el número pi con 20 decimales en un microcircuito de silicona con una inscripción tan pequeña que podría entrar mil veces en la cabeza de un alfiler.

El número es pi, la letra griega que simboliza la relación entre la circunferencia y el diámetro de un círculo, y fue inscrito en forma digital, es decir, con una serie de unos y ceros.

La cifra es 3,14159265358979323846.

Los investigadores del Centro Nacional de Microelectrónica, un organismo financiado por el gobierno en las afueras de Madrid, logró concretar una técnica con la que asegura aumentará la densidad de algunos microcircuitos de computadoras.

Actualmente, la mayoría de los microcircuitos contienen circuitos de almacenamiento de información digital en plaquetas de silicona por medio de un proceso llamado fotolitografía.

La técnica española, desarrollada por un equipo encabezado por el físico Eduardo García, utiliza un microscopio atómico que permite al operador ver un objeto minúsculo y estimularlo con electricidad.

El extremo del microscopio es aplicado tan cerca de una plaqueta de silicona que solamente los separa una hebra de agua. Se efectúa una descarga por medio de este llamado puente líquido para oxidar un punto en la plaqueta e imprimir así un bit (una unidad) de información. Los corpúsculos que quedan corresponden al uno en el lenguaje digital, y los lugares sin corpúsculos equivalen al cero.

García dijo que el dispositivo graba puntos con un diámetro de 20 millonésimas de milímetro, mucho más pequeños que los bits en microcircuitos de las computadoras comerciales.

"Tratamos de hacerlos aun más chicos", dijo a la AP en una reciente entrevista.

Sin embargo, el método tiene sus contratiempos. Por empezar, el proceso de grabación es relativamente lento: escribir la cifra pi tomó unos 10 segundos.

Asimismo, los microcircuitos deberían producirse uno por uno, en vez de muchos simultáneamente como ocurre en las actuales plantas de ensamblaje, dijo García. Por otra parte, el método produce una memoria que no puede borrarse para utilizar otra información, sino sólo para ser leída, al igual que un cederrón (CD-rom).

En vez de desarrollar la técnica comercialmente, García dijo que su equipo trata de usarla para construir lo que se conoce como transistor de un solo electrón: un mecanismo que varios grupos están tratando de desarrollar en varios puntos del mundo para acelerar de gran modo la velocidad de los microcircuitos de computación.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores