Guerra al correo electrónico innecesario

Según la empresa de estudios estadounidense, Forrester Research, el correo electrónico es el principal atractivo de Internet. Pero el exceso de mensajes y casillas puede generar un caos para el usuario y su computador. Vea algunas recomendaciones para organizar su correo electrónico.

08 de Junio de 2000 | 10:16 | DPA
WASHINGTON.- ¿Cuál es la razón principal para entrar en Internet? Según Forrester Research, una compañía estadounidense de estudios de mercado, el principal atractivo de Internet es sin lugar a dudas el correo electrónico.

Sin embargo, para quienes tienen ya una dirección electrónica el exceso de correo puede llegar a límites extremos, cosa que pone en duda la eficacia de esta moderna forma de comunicación. ¿Cómo controlar el correo electrónico?

Algunas recomendaciones útiles

Primero, filtre sus mensajes. La mayoría de los programas de correo electrónico, incluyendo Microsoft Outlook y Eudora Pro, ofrecen un "filtro" que atrapa determinados mensajes y los envía a una carpeta de su elección antes de que entren en la carpeta principal o "in-box", que es dónde llegan los mensajes por defecto. Esto permite, por ejemplo, enviar directamente a la carpeta deleted, correspondiente a los mensajes borrados, aquellos que contengan la palabra "sex" o la frase "make money from home".

Los mensajes pueden ser desviados según su remitente o sender, subject o asunto, e incluso según el texto que contengan dentro del cuerpo del mismo. Le sorprenderá constatar cuántos mensajes indeseables podrá filtrar con este método. Una vez que comience a filtrarlos, verá que podrá deshacerse de emails de grupos, personas o listas de correo, y que incluso puede pedir que estas personas se abstengan de seguir enviándole misivas.

Segundo, estabilice sus casillas de correo electrónico. Al comienzo puede parecer una buena idea tener varias cuentas de correo electrónico. La tentación es grande, con la enorme cantidad de empresas ofreciendo correo electrónico gratuito.

Pero, si todas esas casillas están centralizadas en un sólo programa de correo electrónico, pronto podría verse afectado por "emailitis" o inflamación del "in-box" de su programa. Para curarse de este mal, cancele todas las cuentas de correo electrónico prescindibles y deje sólo las más importantes. El alivio será instantáneo.

Tercero, divida sus cuentas de correo electrónico para usos especiales. Destine una, por ejemplo, sólo a su correspondencia personal, dejando otra para grupos de noticias u otros usos.

Puede incluso usar dos programas de correo electrónico separados para acceder a cada cuenta. Puede tener una cuenta destinada a emails públicos que verá una vez por semana o por mes. Ya verá que podrá vivir libre de ansiedades.

Cuarto, no participe con contribuciones personales en grupos de noticias, grupos de discusión o "chat rooms". Y, si lo hace, utilice una dirección electrónica especial para tales fines. Si tiene sólo una cuenta de correo electrónico, úsela con discreción. Si entrega usted su dirección principal a sitios Web o a sitios de "chat", dentro de pocos días -e incluso minutos- se verá inundado de correo basura.

Quinto, no contribuya a la contaminación electrónica enviando copias ("Cc:") indiscriminadamente a muchas personas. Recuerde: si usted detesta deshacerse cada día de correo innecesario, también hay otros que se enfrentan al mismo problema. Sea parte de la solución, no parte del problema. No forme tampoco listas de distribución de chistes sin preguntar a los demás si les gusta la idea. No envíe por costumbre copias de sus mensajes a personas que no necesitan recibir copias de los emails que usted envía a otras personas. Antes de enviar un mensaje, piense siempre si éste es realmente necesario.

Sexto, descubra la tecla para borrar -delete- en inglés. Pregúntese qué pasaría si, al regresar tres semanas de vacaciones, borra usted de un solo golpe los cientos de mensajes que le esperan en su programa de correo electrónico. Con seguridad, no pasará nada. Pruébelo. Por el contrario, tendrá usted la sensación de recomenzar su trabajo libre tensiones, al menos por un par de días.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores