Sanción de la ONU a ciberocupantes que buscan dinero fácil

Los usuarios de la Internet que registran nombres famosos podrían tener sus días contados gracias a un sistema de arbitraje de la ONU para expulsarlos de direcciones de la red. La Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) dijo que se entablaron casi 600 casos contra "ciberocupantes" desde que se inició el sistema.

09 de Junio de 2000 | 11:54 | REUTERS
GINEBRA.- Los usuarios de la Internet que registran nombres famosos esperando ganar dinero fácil podrían tener sus días contados, al acudir celebridades y empresas a un sistema de arbitraje de la ONU para expulsarlos de direcciones de la red.

La Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI), la entidad de las Naciones Unidas especializada en temas de derechos de autor y marcas registradas que maneja el servicio de arbitraje, dijo que se entablaron casi 600 casos contra "ciberocupantes" desde diciembre, cuando se inició el sistema.

En un reflejo de la creciente confianza en el servicio de arbitraje global para combatir la "ciberocupación", el Centro de Arbitraje y Mediación de la OMPI dijo que hubo un récord de 172 casos entablados en mayo.

La cifra se compara con los 119 presentados en abril y con los escasos 28 denunciados en enero.

"La cifra en aumento de presuntos casos de ciberocupación demuestra el valor creciente que se asigna a los nombres de dominio por compañías o individuos que operan en el ambiente cibernético", dijo Francis Gurry, director general adjunto de la OMPI y jefe del CAM.

La OMPI, con sede en Ginebra, hizo notar que un creciente número de celebridades de cuyos nombres se apropian indebidamente los ciberocupadores, definidos como gente que registra de mala fe direcciones de Internet, estaban ahora recurriendo al sistema.

La semana pasada, la actriz mejor pagada de Hollywood, Julia Roberts, expulsó a un ciberocupante que había registrado juliaroberts.com como un dominio de Internet, luego de que la OMPI falló sobre el caso.

En mayo, la novelista Jeanette Winterson ganó el derecho de recuperar el control sobre tres sitios que llevaban su nombre, luego también de un fallo de la OMPI.

El uso cada vez mayor de los servicios de la OMPI es un revés al pujante mercado de ciberocupaciones y registro de los nombres de personalidades famosas, tales como Leoblair.com, por un maestro de Norwich, apenas minutos después de que se divulgó el nombre del bebé del primer ministro británico Tony Blair.

Quienes registran esos dominios lo hacen con la esperanza de ganar dinero fácil, vendiéndolos a los interesados.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores