EE.UU.: Presentan informe sobre uso forense de ADN

La Comisión Nacional sobre el Futuro de la Evidencia ADN aprobó hoy el informe que remitirá a la secretaria de Justicia, Janet Reno. "Probablemente será en los próximos 10 años cuando a partir de la muestra de ADN seremos capaces de llegar a la descripción de una persona", dijo James Crow, jefe del grupo de trabajo.

10 de Julio de 2000 | 15:43 | EFE
WASHINGTON.- La tecnología forense que emplea el ácido desoxirribonucleico ya permite distinguir entre individuos, aún con parentesco tan cercano como los hermanos, y en el futuro un número creciente de sospechosos será identificado con ese método, indicó hoy un grupo de expertos.

La Comisión Nacional sobre el Futuro de la Evidencia ADN aprobó hoy el informe que, después de dos años de estudios, remitirá a la secretaria de Justicia, Janet Reno.

El presidente del grupo de trabajo de esa comisión que elaboró el informe de 85 páginas, James F. Crow, dijo que, por ahora, la tecnología forense permite la identificación de un sospechoso a partir de muestras de tejido que contengan su ADN.

"Probablemente será en los próximos diez años cuando a partir de la muestra de ADN seremos capaces de llegar a la descripción de una persona", agregó.

"No creo que haya descubrimientos o avances espectaculares", dijo Crow. "Esta es una ciencia que avanza de manera gradual, con mejorías e incrementos a lo largo del tiempo".

Los expertos señalaron que el progreso en el análisis forense del ADN -el código genético- fue lento hasta hace pocos años pero desde 1985 ha habido una eclosión de técnicas nuevas y poderosas.

"En los años sesenta se conocían 17 sistemas de grupos sanguíneos, pero no todos eran útiles con fines forenses, y en los años setenta se agregaron unas pocas proteínas y enzimas", indicó el informe.

En la década de los ochenta ya se conocían unos 100 polimorfismos de proteínas que no eran, en general, muy útiles para los forenses, pero el gran avance ocurrió en 1985 cuando, mediante la repetición de tándem en número variables "mostró diferencias mucho más grandes entre las personas que los sistemas anteriores, y de inmediato se usó con fines forenses".

Este método todavía se usa pero está siendo reemplazado rápidamente por las repeticiones en tándem cortos, en la cual la muestra de ADN puede amplificarse mediante una reacción con la cadena de polimerasa, similar a la que ocurre normalmente en la célula.

La comisión concluyó que la tecnología forense de ADN ha avanzado al punto en que "sus métodos y estadísticas son acertados y pueden replicarse".

El informe vaticinó que "los bancos de datos que contendrán los perfiles de ADN de los criminales convictos se ampliarán y se coordinarán en todos los Estados".

"Las comparaciones internacionales serán factibles y cada vez más comunes", añadió.

Los avances en el uso forense del ADN han sido citados por numerosos críticos del sistema judicial de Estados Unidos según los cuales un número desproporcionado de hombres negros reciben condenas y sentencias -incluida la pena de muerte- sin que se agoten todos los recursos de la investigación para confirmar su culpabilidad.

El profesor Paul Butler, de la Facultad de Leyes de la Universidad George Washington, se refirió en la conferencia a los peligros que trae el uso policial del ADN cuando se le aparea con el llamado "perfil étnico".

Los perfiles étnicos se apoyan en las estadísticas de crímenes, y sugieren que un porcentaje más alto de personas de determinado grupo social es más propenso a cometer ciertos delitos. Sobre esos datos, la policía encamina sus investigaciones, o efectúa arrestos.

"Imagínense un país en el cual un tercio de los hombres jóvenes está bajo la supervisión del sistema criminal, ya sea a la espera de juicio, en prisión, o en libertad condicional o vigilada", sugirió Butler.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores