Ratones africanos ayudan a descifrar genoma humano

Un estudio comparativo de los genes de los roedores ayudará a explicar el significado de la secuencia de 3.000 millones de letras genéticas, cuyo descubrimiento fue anunciado en junio.

14 de Julio de 2000 | 11:30 | Associated Press
NAIROBI.- Encerrados en cajones en un edificio con vista a los montes Ngong, millares de ratones kenianos se aprestan a realizar la tarea más importante de sus vidas.

Ahora que los científicos han trazado el mapa del 97 por ciento del genoma humano, necesitarán un guía para navegar los secretos de los genes. Esos pilotos serán los roedores de Nairobi.

Los genomas de ratones y humanos son idénticos en un 80 por ciento. Poseen prácticamente los mismos conjuntos de genes, pero con leves variaciones en las secuencias. Un estudio comparado de los genes de ratones ayudará a explicar el significado de la secuencia de 3.000 millones de letras genéticas, cuyo descubrimiento fue anunciado en junio.

"Aquí termina la secuencia del genoma humano. Para descubrir la función de los genes (humanos), recurrimos al ratón", dijo Fuad Iraqi, genetista molecular y cartógrafo de los genes.

Para determinar la función de un gen determinado, los investigadores pueden quitarle al ratón el mismo gen y estudiar las consecuencias que eso tiene para las funciones naturales del roedor.

Iraqi, un árabe israelí de 39 años, dirige el proyecto de los ratones en el Instituto Internacional de Investigaciones sobre Ganado, situado en las afueras de la capital keniana. Unos 400 a 500 investigadores en el mundo estudian a los ratones y se reúnen varias veces al año para comparar su trabajo.

Este año lanzaron oficialmente su proyecto de mapa del genoma del ratón durante una reunión en Filadelfia, Estados Unidos. Realizada la secuencia del 97 por ciento del genoma humano, ahora se vuelcan los mismos equipos y recursos al ratón, el cuarto organismo vivo del que se conocerá el mapa genético. Los otros dos son el ascáride y la mosca de la fruta (drosofila).

La comunidad de investigadores se reunirá nuevamente en noviembre en Narita, Japón, para evaluar sus progresos.

Estos ratones interesan a los investigadores porque representan 13 generaciones de cepas cruzadas para el estudio del origen genético de males como el cáncer de pulmón, la malaria y la obesidad.

Las cepas comunes de ratones son endógamas y no ofrecen un espectro genético tan amplio.

"Esta es la única población de ratones existente hoy en la que se encuentran genes relacionados con los humanos", dijo Iraqi.

Stephen Kemp, profesor de genética molecular en la Universidad de Liverpool, Inglaterra, dijo que las cruzas de ratones se realizaron por medio de cepas que diferían en su resistencia al mal del sueño, "y nos han permitido localizar con precisión los genes relacionados con esta importante enfermedad".

Debido a que las mismas cepas de ratones difieren en su susceptibilidad a muchas empresas y parásitos, así como en rasgos de conducta (incluida la afición al alcohol), Kemp dijo que "representan un recurso importante para los científicos que quieren aislar los genes responsables de estos caracteres".

El instituto empezó a estudiar los ratones porque su misión es la aplicación de la tecnología para mejorar la productividad ganadera en los países en desarrollo, particularmente entre los productores pequeños.

Iraqi y su colega tanzanio Onesmo ole-MoiYoi, un biólogo molecular, han utilizado a los ratos en sus investigaciones sobre los genes asociados con las enfermedades parasitarias que afectan al ganado en Africa.

El departamento de Iraqi está realizando investigaciones genéticas sobre cáncer pulmonar, obesidad y los orígenes genéticos de caracteres de conducta humana para varias instituciones norteamericanas.

Dijo que los científicos conocían el valor del ratón en la investigación genética desde principios de los años 80, pero carecían de las herramientas y los recursos para explotarlos.

Desde 1995, el uso de máquinas automáticas secuenciadoras de genes y la creación de la cepa de ratones en el instituto han acelerado el proceso y cambiado todo.

La mayor parte de la investigación básica en el instituto es realizada por cientos de técnicos de laboratorio kenianos, algo que agrada enormemente a Iraqi.

"Cuando viajo y digo a la gente que trabajo en Kenia, muchos creen que hacemos ciencia en la selva. No conciben que tengamos personal altamente capacitado y laboratorios con tecnología de punta. No coincide con la visión de Africa transmitida por el Discovery Channel.

"Con estos ratones y esta gente, el sur está demostrando que puede ayudar al norte", concluyó.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores