La depresión aumenta el riesgo de sufrir una embolia

Se calcula que las personas con depresión aguda tienen 73 por ciento más de probabilidades de sufrir una isquemia cerebral, mientras que quienes padecen de depresión moderada sólo tienen un 25 por ciento más de riesgo, de acuerdo con el estudio del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CCP) de EE.UU.

21 de Julio de 2000 | 16:27 | REUTERS
NUEVA YORK.- Las personas que padecen de depresión corren mayor riesgo de sufrir una embolia, según científicos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CCP) de Estados Unidos.

Se calcula que las personas con depresión aguda tienen 73 por ciento más de probabilidades de sufrir una isquemia cerebral, mientras que quienes padecen de depresión moderada sólo tienen un 25 por ciento más de riesgo, de acuerdo con el estudio.

Sin embargo, los autores señalaron que no está claro si la depresión ocasiona la embolia o si algún factor desconocido relacionado con las embolias produce síntomas de depresión.

"Nuestros resultados indican que todo el que padezca de depresión, sin importar el grado de severidad, debe preocuparse ante la posibilidad de sufrir una embolia", advirtió Bruce S. Jonas, del Centro para el Mejoramiento de la Salud del CCP en Maryland, Estados Unidos.

"Claro, no estamos diciendo que todas las personas depresivas van a sufrir embolias. Nuestro estudio demostró un fuerte vínculo, nada más", agregó Jonas.

Los investigadores estudiaron 6.095 adultos, entre 25 y 74 años, a principios de los años 70. El estudio se prolongó por 22 años y durante este tiempo se completaron una serie de formularios con preguntas sobre salud e historial psicológico.

Los estadounidenses de raza negra que sufrían de depresión aguda tuvieron un aumento de 160 por ciento de probabilidades de sufrir una embolia. Sus homólogos de raza blanca experimentaron un aumento de 68 por ciento, mientras que el incremento femenino fue de 52 por ciento, con respecto a personas no deprimidas.

El estudio tomó en cuenta otros factores de riesgo como la edad, sexo, colesterol, presión arterial y hábito de fumar.

"No ha quedado claro por qué la posibilidad de sufrir una embolia aumentan con la depresión", dijo Jonas.

"Pero sabemos que la depresión contribuye al aumento de la tensión arterial, lo cual incrementa los riesgos de sufrir una embolia. Quizá esta sea una explicación", concluyó Jonas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores