NASA aplaza decisión sobre misión a marte

El director adjunto de la Oficina de Ciencia Espacial, Edward Weiler, quien iba a anunciarlo hoy en una conferencia de prensa, indicó que "la decisión ha sido mucho más compleja y difícil que lo anticipado. Quizás se necesite una o dos semanas más para llegar a una decisión final", agregó.

24 de Julio de 2000 | 15:42 | EFE
WASHINGTON.- La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) ha postergado su decisión sobre una próxima misión a Marte debido a la "complejidad y dificultad" de optar entre un artefacto que descienda en el planeta y otro que lo estudie desde una órbita.

El director adjunto de la Oficina de Ciencia Espacial, Edward Weiler, quien iba a anunciarlo hoy en una conferencia de prensa, indicó que "la decisión ha sido mucho más compleja y difícil que lo anticipado".

"Quizá se necesite una o dos semanas más para llegar a una decisión final", agregó.

Una funcionaria de la oficina de Weiler dijo a EFE que quizá no haya un anuncio hasta dentro de dos semanas.

En su decisión sobre un robot de exploración en la superficie de Marte o una cápsula orbital de observación la agencia espacial tiene que sopesar criterios de presupuesto y algunos de los errores pasados, sobre todo, la pérdida del Mars Polar Lander, en diciembre de 1999.

Otro factor de importancia ha sido la evidencia, confirmada el pasado 22 de junio, de que podría haber agua a escasa profundidad bajo el suelo del planeta, según han revelado las imágenes del satélite Mars Global Surveyor.

"Nuestro presupuesto permitirá solo una de esas dos destacadas misiones para la oportunidad de lanzamiento en el 2003 y será una decisión dura de tomar", declaró recientemente Weiler.

De momento, la NASA ya ha suspendido el envío en 2001 de una nave destinada a posarse en el suelo marciano, igual a la que supuestamente se estrelló en el polo sur del planeta el 3 de diciembre de 1999.

Esta no es la única nave que la NASA ha perdido en Marte. Pocos meses antes, un grave error de cálculo provocó la pérdida del Mars Climate Orbiter. La historia de la exploración de Marte está plagada de fracasos, pero cuenta también con grandes éxitos.

El más destacado de todos ellos se consiguió en 1997 con el Pathfinder. La misión, que incluía un vehículo robot, proporcionó las primeras imágenes a ras de suelo del planeta.

Si la NASA opta ahora por el envío en el 2003 de una nueva misión científica a la superficie de Marte, el proyecto contará también con un robot que, con un peso de 130 kilos, aterrizará envuelto en una cápsula protectora, provista de un sistema de amortiguación similar al de los "airbag".

Una nave orbital podría recabar datos sobre la atmósfera de Marte, y con una cámara capaz de captar objetos de apenas 60 centímetros, podría observar con detalle la superficie del planeta.

El ex director del Laboratorio de Propulsión, Bruce Murray, opinó que "la NASA debería abandonar la idea de las misiones de corta duración y grandes expectativas, al estilo de (la serie de exploración lunar) Apolo, y debería tomar en cambio una perspectiva más larga con Marte".

Murray cree que lo más conveniente sería un programa que incluya robots y misiones con tripulación humana, a lo largo de un siglo de duración desde que el Mariner 4 por primera vez se aproximó a Marte en 1965 hasta el establecimiento de humanos.

"Esto sería un poco como el ritmo pausado con el cual hemos explorado el Polo Sur desde que un humano llegó allí por primera vez en 1911", añadió.

Mientras la NASA pondera el futuro de su exploración de Marte, la Agencia Espacial Europea continúa el trabajo para su primera misión en el planeta vecino, llamada Expreso Marte y que progresa sobre un programa más barato.

El Expreso Marte tiene un costo de 60 millones de dólares y, si los europeos tienen éxito, sus equipos buscarán señales de agua en la superficie del planeta, harán mapas de composición mineral, estudiarán la atmósfera y otearán por indicios de hielo bajo la superficie.

La agencia europea ha fijado para junio de 2003 el lanzamiento del Expreso Marte, impulsado por un cohete Soyuz Fregat, desde el cosmódromo de Kazajstán.

Si hubiera problemas con el cohete propulsor ruso, la Agencia Espacial Europea ya ha hecho previsiones para el uso de un cohete estadounidense Delta 2 o el cohete europeo Ariane 4.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores