En busca del templo perdido

Expedición conformada por europeos y bolivianos investigará el Lago Titicaca en busca del misterioso templo hundido del Tiahuanaco y los Quechuas, lo que permitiría descifrar el mito del Dios Wiracocha.

03 de Agosto de 2000 | 16:22 | Orbe
LA PAZ.- Una expedición organizada por el grupo italiano Akakor Geographical Exploring comenzará mañana viernes a bucear en el Lago Titicaca, uno de los más altos del mundo, buscando un histórico templo hundido del Tiahuanaco y los Quechuas.

Los organizadores dijeron este jueves que el equipo de 27 científicos, 12 de los cuales son buzos, intentará hallar el templo mayor de la cultura tiahuanaco, que dio origen a la cultura quechua, desaparecido desde el año 1500 antes de Cristo en un cataclismo.

El misterio de este templo intriga a los científicos por cuanto se considera que fue símbolo religioso y magnético de los pueblos que habitaron la región del Lago Titicaca y tuvieron como centro a la enigmática cultura tiahuanaco.

Geólogos, arqueólogos, espeleólogos, antropólogos, sicólogos y biólogos conforman el equipo multidisciplinario que, además, hará otros estudios inherentes a su especialidad, según Lorenzo Epis, coordinador general de la expedición.

Las inmersiones a esa altitud serán aprovechadas para investigar los efectos síquicos y físicos sobre el organismo humano.

Ocurre, explicó Epis, "un fenómeno de embriaguez de profundidad en los límites del cielo", que no es otra cosa que un desgaste extremo a casi cuatro mil metros de altitud sobre el nivel del mar.

Los buzos, dijo, están conscientes de que trabajarán bajo condiciones ambientales extremas por tratarse de áreas de baja presión con aire enrarecido por la falta de oxígeno.

Las inmersiones a 50 metros de profundidad en las heladas aguas del Titicaca serán las primeras que se realizarán, fue otra de sus referencias.

Hasta ahora, los buzos de la armada boliviana sólo han podido llegar hasta los 20 metros.

El grupo eligió como base a la localidad de Copacabana y durante 17 días trabajará en inmediaciones de las islas del Sol y la Luna, y el estrecho del Tiquina, a unos 160 kilómetros al norte de La Paz.

El objetivo científico principal es levantar un mapa geológico de la zona con inmersiones a unos 50 metros de profundidad a una altitud de tres mil 820 metros sobre el nivel del mar, según Epis.

La expedición, denominada Atahualpa 2000, está conformada por investigadores italianos, brasileños, alemanes, dos bolivianos del Instituto Nacional de Arqueología y la Sociedad de Espeleología, además de personal de la Fuerza Naval.

Para los investigadores bolivianos, un eventual hallazgo del templo permitiría descifrar el mito del Dios Wiracocha esculpido en la Puerta del Sol, resto principal de las ruinas de Tiahuanaco, a unos 70 kilómetros al norte de La Paz.

Wiracocha, según la leyenda, emergió del Lago Titicaca y fue el Dios que impulsó a Manco Cápac y Mama Ocllo a dirigirse a Cusco, Perú, para fundar el Imperio de los Incas.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores