Dieta de madres puede beneficiar a bebés alérgicos a la leche

En un artículo que publica hoy la revista, "Pediatrics", la Academia Estadounidense de Pediatría indica que las madres que amamantan pueden hacer que su leche sea tolerable para los bebés alérgicos si eliminan de su dieta la leche de vaca, los frutos secos, los huevos y el pescado.

07 de Agosto de 2000 | 17:37 | EFE
WASHINGTON.- Las madres que amamantan pueden hacer que su leche sea tolerable para los bebés alérgicos si eliminan de su dieta la leche de vaca, los frutos secos, los huevos y el pescado, según la Academia Estadounidense de Pediatría.

En un artículo que publica hoy la revista de esa organización, "Pediatrics", la Academia, conocida por su sigla en inglés AAP indica que aproximadamente el 3 por ciento de los bebés es alérgico a las proteínas que se encuentran en la leche de vaca y la leche materna.

Algunos de estos niños requieren una alimentación con composición hipoalérgica, que tiene un costo diario tres veces más alto que las fórmulas comunes.

La AAP recomienda que las madres hagan un esfuerzo por alimentar exclusivamente con su leche a los bebés, al menos durante los primeros seis meses de vida, ya que esto reduce el riesgo de males respiratorios y otros problemas de salud.

La intolerancia a la leche y algunos productos lácteos se debe a la incapacidad del organismo para digerir la lactosa, es decir el azúcar de la leche.

La lactosa es una sustancia que se encuentra en la leche y los productos lácteos.

La producción insuficiente de la enzima lactasa en el intestino delgado hace que el organismo no pueda digerir la lactosa y los pacientes alérgicos que ingieren leche pueden sufrir inflamación abdominal, gases intestinales excesivos, diarrea, náuseas y calambres abdominales.

La intolerancia a la lactosa es muy común entre los adultos y no es peligrosa.

En los bebés y niños pequeños la intolerancia a la lactosa puede ser una condición grave, debido a que la dieta infantil se sustenta en la leche y la eliminación de ésta de su dieta puede causar deficiencias de calcio, vitamina D, riboflavina y proteínas.

La deficiencia de lactasa afecta a entre el 70 y el 90 por ciento de las poblaciones de origen asiático, africano, indígena y del Mediterráneo, mientras que entre los europeos del norte la incidencia es del 10 al 15 por ciento.

La AAP indica en su informe que otro componente del tratamiento de bebés con alergia a la leche es que las madres que los amamantan hagan cambios en su dieta y eliminen los huevos, la leche de vaca, el pescado, los cacahuetes y los frutos frescos como nueces y almendras.

"Las madres que amamantan y han restringido su dieta deben considerar el uso de complementos de minerales (como el calcio) y vitaminas", agrega la AAP.

Las mujeres embarazadas en quienes se ha detectado un alto riesgo de que alumbren un bebé con alergia no deben preocuparse por las restricciones de dieta antes del parto, excepto la eliminación de los cacahuetes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores